buscar noticiasbuscar noticias

Recibe INAH casi mil piezas en donación

El INAH recibió en donación un acervo de 969 piezas que abarcan tres mil años de ocupación del que fuera el principal centro ceremonial de la planicie costera de Guerrero

La donación fue realizada por la profesora Guadalupe Mora Luviano, hija del también docente Ignacio Mora, fallecido hace unos años y quien debido a su interés por la historia recibió en los años 50 y 60 figurillas, malacates y vasijas, entre otros objetos prehispánicos que vecinos localizaban en sus comunidades, principalmente las cercanas al sitio arqueológico de Xihuacan.

 Así, sin proponérselo, el profesor fue conformando una colección de 969 piezas, la cual, mediante esta donación, ahora retorna a la Zona Arqueológica Soledad de Maciel, informó el INAH en un comunicado.

Recibe INAH casi mil piezas en donación

 Casi 600 elementos corresponden a fragmentos de figurillas antropomorfas, también hay 41 vasijas miniatura dedicadas a divinidades del agua, una decena de vasijas completas, cuencos, orejeras, cuentas de barro y de piedra verde, herramientas para hilar, contrapesos de barro usados en las redes de pesca, silbatos y placas tipo molde con la representación de una deidad dual, similar a la que se observa en la Estela del Rey Chole, ubicada junto a la iglesia de la comunidad, detalló el Instituto.

 Destacan las figurillas conocidas como "Mujer bonita", que representan la fertilidad.

 De acuerdo con el responsable del Proyecto Especial Soledad de Maciel, Rodolfo Lobato Rodríguez, las figurillas antropomorfas recuperadas de Xihuacan ("lugar de los poseedores de turquesa", en náhuatl) integran una especie de retrato colectivo que revela la estratificación de su sociedad a lo largo del tiempo.

 A pesar de que los materiales, recientemente donados, fueron producto de hallazgos fortuitos, "las excavaciones sistemáticas realizadas, así como los resultados de recorridos de superficie periféricos al sitio y en municipios aledaños, permiten otorgarle un contexto por asociación; muchos de ellos debieron formar parte de grandes ofrendas y, por tanto, son piezas a considerar en el gran rompecabezas del pasado prehispánico de la Costa Grande", comentó el arqueólogo.

 El acervo arqueológico se dará a conocer mediante exposiciones temporales.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD