Texas

Recibe 7 años de prisión por asaltar en una iglesia

A Juan Ramón Arévalo-Guzmán, de 44 año le espera una larga pena de prisión.

  • Por: Verónica Guzmán
  • 13 / Julio / 2019 -
  • COMPARTIR
Recibe 7 años de prisión por asaltar en una iglesia

ACUSACIÓN. Un mexicano fue enjuiciado por múltiples cargos en su contra e ingreso ilegal al país.

Valle de Texas.- Un juez federal condenó a un ciudadano mexicano con estancia ilegal en los Estados Unidos que robó a personas a punta de cuchillo y agredió a los asistentes a una iglesia en un estacionamiento del Condado de Hidalgo, a siete años de prisión y por reingreso ilegal al país.

El abogado de los Estados Unidos, Ryan K. Patrick, anunció a través de un comunicado de prensa que el juez de distrito de los Estados Unidos, Rolando Olvera, condenó a Juan Ramón Arévalo-Guzmán, de 44 años, a una larga pena de prisión.

De acuerdo con su expediente Arevalo-Guzmán tuvo condenas por delitos graves agravados a partir de 2002 y 2008 cuando robó a personas a punta de cuchillo, incluido un robo de autos donde obligó a la víctima a llevarlo a otra ciudad antes de robar el vehículo, según un comunicado oficial.

Documentos establecen que en más de 15 ocasiones diferentes, robó o causó disturbios en una iglesia del Condado de Hidalgo al asaltar a los miembros de la misma en un estacionamiento.

En su historial se indica que fue sentenciado a 13 años de prisión el 30 de junio de 2008, por la condena por robo con agravante por amenazar a un hombre con un cuchillo mientras cometía un robo de propiedad el 20 de diciembre de 2007.

Registros de la corte también muestran que el 20 de agosto de 2002, fue condenado por robo con agravante y robo de propiedad, pero esos registros no dicen cuál fue su sentencia.

El hombre, que se declaró culpable a fines de diciembre, fue deportado a principios de 2017 después de cumplir una condena en prisión, pero volvió a ingresar ilegalmente al país en noviembre pasado cerca de Donna, establece el comunicado.

El tribunal recomendó que se lo colocara en una instalación de la Oficina de Prisiones cerca de West Palm Beach, Florida.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA