buscar noticiasbuscar noticias

Quería ser agente de seguridad y lo logra

Haciendo la transición de la universidad a una academia de formación fue intimidante, estaba nerviosa, pero no duró mucho, señala

Brownsville, Tx.

Kayla Uribe es una de los 28 cadetes que graduaron de la Academia de policía del Colegio Texas Southmost (TSC) durante una ceremonia celebrada en el Centro de bellas artes de la institución.

Quería ser agente de seguridad y lo logra

Con solo 23 años de edad, Uribe dice que la Academia de policía de TSC le ha dado habilidades que ella requiere para una carrera de por vida en la aplicación de la ley.

"No siempre quise una carrera en la aplicación de la ley, quería ser veterinaria, pero al crecer, me di cuenta lo que realmente deseaba es hacer la diferencia en mi comunidad al cuidar a los demás, sin embargo, eso no me llevó directamente a la aplicación de la ley".

Otros lectores también leyeron...

Antes de inscribirse en la academia, también conocido como el Instituto de justicia penal, Uribe obtuvo su licenciatura en sicología y justicia penal, pero ninguna de las opciones parecía correcta sin capacitación en la aplicación de la ley.

Lo que Uribe realmente quería era ser una agente en la seguridad pública.

"Haciendo la transición de la universidad a una academia de formación fue intimidante, estaba nerviosa, pero no duró mucho, en cuanto entré a ese centro de capacitación supe inmediatamente que había tomado la decisión perfecta, donde se suponía que debía estar".

Originaria de esta ciudad, dijo que no tenía ninguna idea de qué esperarse al emprender una carrera en la aplicación de la ley, pero la academia y sus instructores aseguraron que no quedaría ninguna piedra sin mover durante los seis meses del programa de capacitación.

"Esta experiencia me abrió los ojos, fui entrenada y expuesta a varios tipos de escenarios, procesos y leyes que tenemos que saber antes de pisar un pie en el campo". 

La joven graduada ha sido contratada por el Departamento de policía de Harlingen y en cuanto termine y pase su examen de licencia a finales de este mes, comenzará a servir y proteger a los residentes de esa comunidad.

A pesar que al principio su familia no estaba segura de su decisión de inscribirse en la academia de policía, ellos reconocieron su logro.

"Solo fue un pequeño obstáculo que tenía que superar, mientras yo iba progresando en el programa y ellos vieron que feliz y emocionada estaba, todo cambió".


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD