buscar noticiasbuscar noticias

Quería ruda respuesta

Príncipe Carlos deseaba responder enérgicamente a los señalamientos de Enrique y Meghan

El Príncipe Carlos, heredero de la corona británica, deseaba responder enérgicamente a los señalamientos que hicieron su hijo Enrique y su nuera Meghan en la polémica entrevista con Oprah Winfrey.

Según Katie Nicholl, periodista y escritora especializada en la casa real, el hijo mayor de Isabel II quiso dar una contestación punto por punto. Negar, por ejemplo, que había dejado de darle recursos a la pareja, después de que decidieron tomar distancia de la familia y mudarse a Estados Unidos.

Quería ruda respuesta

"Lo que yo sé es que el Príncipe Carlos quiso lanzar un comunicado más detallado a la entrevista de Oprah y responder a algunas de esas acusaciones una a una", explicaba Nicholl al medio ET. "Pero tuvieron toda una tarde para pensar sobre ello y, al final, se decidió que un comunicado corto sería mejor, porque contestar a todo punto por punto podría ser potencialmente más dañino y les daría más munición para que siguieran disparando".

DURO GOLPE

Las declaraciones de los Duques de Sussex golpearon duro a la institución monárquica. Señalaron racismo, el miedo por la falta de seguridad, el hecho de que Archie no fuera a ser Príncipe y el acoso de la prensa que fue soslayado.

La respuesta del Palacio, emitida largas horas después, fue tan escueta y formal como lo suele ser todo lo que venga de Buckingham: apenas 61 palabras políticamente correctas.

Una de las cuestiones que más dolió a Carlos, según la versión de Nicholl, fue que su hijo revelara que les cortaron la llave del financiamiento.  

Carlos estaba particularmente frustrado por esa cuestión", explica Nicholl, "él siguió proveyéndole de fondos durante cierto tiempo cuando se mudaron, primero a Canadá y después a EU". Molestia en Mónaco


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD