Noticias

Querella contrareglas de Trump

Defienden salud y bienestar de residentes. Reaccionan condados de San Francisco y Santa Clara

  • Por: AP
  • 14 / Agosto / 2019 -
  • COMPARTIR
Querella contrareglas de Trump

INDOCUMENTADOS. Cientos de personas se forman sobre una acera afuera de una oficina de inmigración del gobierno de Estados Unidos, en San Francisco, buscado legalizar su estancia.

San Francisco, Calif.

Los condados de San Francisco y Santa Clara presentaron ayer una demanda contra las nuevas reglas de "carga pública" del gobierno del presidente Donald Trump para restringir la inmigración legal.

La querella es la primera acción legal luego de que el Departamento de Seguridad Nacional anunció el lunes que negaría la green card (tarjeta de residencia) a los migrantes que hagan uso del programa de asistencia médica Medicaid, reciban cupones de alimentos y otras prestaciones sociales.

Los condados de Santa Clara y San Francisco alegaron ante la corte que las nuevas directrices empeorarán la salud y el bienestar de sus residentes, aumentarán los riesgos de salud pública y afectarán financieramente a los condados. Las normas, argumentaron los condados, provocarán un "efecto aterrador" en el que los migrantes renunciarán o se darán de baja de los programas federales de asistencia pública para reducir el riesgo de un rechazo en su solicitud de residencia. Eso significaría que el precio de los servicios pasaría de las manos del gobierno federal a las de los estatales.

Los condados también señalaron que la regla socava el sistema más amplio de leyes de inmigración del Congreso que dan prioridad a la reunificación de familias y que el gobierno federal no ofreció las razones suficientes para explicar los supuestos beneficios de las reglas o justificar sus costos.

Esta regla "facilita ir de manera injusta contra inmigrantes que son trabajadores y que cumplen con la ley mientras siembra miedo y confusión en nuestras comunidades", dijo Dennis Herrera, fiscal de la ciudad de San Francisco, en un comunicado. "Esta regla obliga a la gente a tomar una decisión imposible: su salud o un futuro mejor con su familia. Todos asumiremos el precio de esta política equivocada".

Las leyes federales actuales requieren que aquellas personas que busquen ser residentes permanentes o recibir un estatus legal comprueben que no representarán una carga para Estados Unidos, una "carga pública" en términos gubernamentales, pero las nuevas reglas agregan varios programas que serían elementos descalificatorios.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA