Noticias

Qué sí y que no comer cuando tienes tos

Lo más importante es hidratarte bien y tener una dieta balanceada, además de consumir alimentos a temperaturas reguladas, es decir, no tan calientes ni tan fríos

  • Por: Agencia El Universal
  • 01 / Abril / 2019 - 06:10 p.m.
  • COMPARTIR
Qué sí y que no comer cuando tienes tos

Foto: Mejor con Salud.

CIUDAD DE MÉXICO.- La tos nos ayuda a mantener la garganta y vías respiratorias despejadas, aunque también se manifiesta cuando la garganta y las vías respiratorias se irritan debido a condiciones como el reflujo gastroesofágico, asma, alergias o fumar.

Algunos alimentos pueden empeorar esta condición y otros tantos pueden ser de gran ayuda, aquí te decimos qué alimentos puedes consumir cuando se presenta la tos.

-

- Tos con flemas

La tos con flemas generalmente aparece después de haber tenido gripe o resfriado, por inflamaciones de las vías respiratorias, sinusitis, bronquitis o neumonía. Se dice que para este tipo de tos es indispensable evitar los lácteos, esto se debe a su alto contenido de grasas que incrementan la producción de flemas y moco, dificultando la respiración; sin embargo, se trata de un mito ya que los lácteos no influyen a pesar de que estos generen una especie de nata, la cual no perjudica.

.

- Tos seca

La tos seca es aquella en la que no hay expulsión de mucosidad proveniente de los pulmones. Se suele asociar por padecer asma, alergias respiratorias, gripe o resfriado, sufrir de reflujo gastroesofágico o fumar. Uno de los alimentos que debes evitar a toda costa son los picantes, ellos generarán más sequedad en la garganta y aumentarán la temperatura corporal, si sigues con gripe empeorará tu condición.

Las harinas refinadas aumentarán la inflamación de tu cuerpo, además de producir sequedad en tu garganta, produciéndote más tos. Despídete del pan blanco, la pizza y las galletas.

Las grasas saturadas incrementan la inflamación pulmonar y desactivan las capacidades antiinflamatorias de nuestro organismo. Por ende, nuestro cuerpo tiene menos capacidad para aliviar la tos. Así que dile adiós a todas las garnachas, papitas fritas y otros alimentos con alta concentración de grasas.

-

En resumen, expertos en nutrición recomienda que para ambos tipos de tos, lo recomendable es comer o beber:

Té con miel: Gracias a que la miel tiene efectos expectorantes (promueve la expulsión de las secreciones bronquiales acumuladas) y antitusígenos (actúa sobre el sistema nervioso para disminuir el reflejo de la tos).

Ajo y Cebolla: Contienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a disminuir los síntomas de tos.

Menta: También funciona como expectorante, además de tener propiedades descongestionantes que refrescan las vías respiratorias.

Agua: Es recomendable tomar mucha agua porque adelgaza el moco y al mantener húmedas las vías se disminuye la tos.

Lo más importante es hidratarte bien y tener una dieta balanceada, además de consumir alimentos a temperaturas reguladas, es decir, no tan calientes ni tan fríos. Si la tos persiste deberás acudir a tu médico.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA