buscar noticiasbuscar noticias

Prohíbe gobernador ordenar vacunación

La medida prepara a Abbott para un enfrentamiento con el presidente Biden, quien pidió a las empresas con más de 100 empleados que exigieran la inoculación para trabajadores

El gobernador Greg Abbott emitió una orden ejecutiva que prohíbe los mandatos de vacunas "por cualquier entidad" en el estado de Texas.

En una medida que busca contrarrestar que instituciones como universidades o empresas privadas requieran que las personas que estudian o trabajan allí se vacunen. El gobernador afirmó que cree que la vacuna contra el covid es segura y efectiva.

Greg Abbott ordena prohibición del mandato de vacuna a empresas privadas.Prohíbe gobernador ordenar vacunación

De hecho agregó "es la mejor defensa del estado contra el virus", pero subrayó que la decisión de vacunarse o no vacunarse tiene que ser voluntaria y nunca forzada.

Texas ha experimentado una disminución reciente de nuevos casos y hospitalizaciones de Covid-19, pero un aumento reciente de muertes causado por la variante Delta hace que el estado se acerque rápidamente a 67 mil muertes totales.

Texas ocupa el lugar 29 de 50 cuando los estados individuales se miden por el porcentaje de su población que ha recibido una vacuna. Actualmente, solo el 52 por ciento ha recibido dos inyecciones del antídoto, según lo recomendado por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Sin embargo, es noveno de 50, solo un lugar detrás de Florida, que también está controlada por los republicanos, cuando se trata de la mayor cantidad de muertes por el virus.

La medida prepara a Abbott para un enfrentamiento con el presidente Joe Biden, quien la semana pasada pidió a todos las empresas con más de 100 empleados que exigieran la vacuna para los trabajadores o que se realicen pruebas semanales para detectar el virus.

También requirió que todos los trabajadores y contratistas federales se vacunen.

Texas ha registrado últimamente un descenso de nuevas infecciones y hospitalizaciones por COVID-19. Pero un aumento en el número de víctimas durante un repunte reciente provocado por la variante delta tiene al estado acercándose rápidamente a los 67.000 decesos totales desde que comenzó la pandemia.

GRANDES COMPAÑÍAS SE APEGAN AL MANDATO FEDERAL 

Varias compañías grandes, incluyendo American Airlines, con sede en Texas, y Southwest Airlines, han dicho que se apegarían al mandato federal.

"Ninguna entidad de Texas puede exigirle prueba de vacunación contra el COVID-19 a ningún individuo, incluyendo a un empleado o a un consumidor, que se oponga a dicha vacunación por cualquier motivo personal, basado en creencias religiosas, o por motivos médicos, incluyendo haberse recuperado previamente de COVID-19", escribió Abbott en su orden.

Previamente, Abbott había prohibido que las agencias gubernamentales estatales y locales exigieran la vacunación, pero hasta el momento había permitido que las compañías privadas establecieran sus propias reglas para sus empleados

La orden de Abbott también tiene implicaciones políticas. El republicano, gobernador durante dos periodos, enfrenta presión de dos aspirantes en las primarias del partido del próximo año: el exsenador estatal Don Huffines y el exlegislador por Florida y presidente del partido en Texas, Allen West. Este último ha arremetido contra las medidas de Abbott en torno al COVID-19 y se opone firmemente a los requerimientos de vacunación.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD