buscar noticiasbuscar noticias

Presidente afgano culpa a talibán de proyectiles en Kabul

Al menos tres proyectiles cayeron cerca del palacio presidencial, poco antes de que el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, pronunciara un discurso para conmemorar la fiesta musulmana del Eid-a-Adha

No se reportaron heridos y los cohetes aterrizaron fuera de los terrenos del fortificado palacio, explicó Mirwais Stanikzai, vocero del Ministerio del Interior.

Nadie reclamó de inmediato la responsabilidad del ataque, pero la policía se desplegó rápidamente por la zona. Un auto estacionado cerca quedó completamente destruido y la policía dijo que se utilizó como plataforma de lanzamiento de los proyectiles.

Presidente afgano culpa a talibán de proyectiles en Kabul

El palacio está en la llamada Zona Verde, que está fortificada con enormes muros de concreto y alambre de púas, y las calles próximas llevan mucho tiempo cerradas.

El incidentes se produjo mientras Estados Unidos y la OTAN completan la retirada de sus efectivos de Afganistán. Muchos afganos están preocupados porque la nación, devastada por la guerra, pueda sumirse más en el caos y la violencia a medida que las tropas extranjeras se marchan y los talibanes ganan más territorios. El grupo insurgente capturó varios distritos y cruces fronterizos clave en las últimas semanas.

La salida de las tropas extranjeras está completa a más del 95% y el último soldado estadounidense dejará la nación antes del 31 de agosto, explicó el presidente Joe Biden en un discurso a principios de mes.

"Este Eid está dedicado a las fuerzas afganas para honrar sus sacrificios y valentía, especialmente en los tres últimos meses", dijo Ghani en su discurso a la nación tras las oraciones matinales del Eid al-Adha, o "Fiesta del sacrificio".

"Los talibanes no tienen intención ni voluntad de paz", apuntó Ghani. "Nosotros hemos demostrado que tenemos la intención, la voluntad y nos hemos sacrificado por la paz".

Sin embargo, las fuerzas afganas se quejaron de quedarse sin refuerzos ni suministros, a menudo sin comida, a medida que los talibanes avanzaban. En muchos casos, los soldados se rindieron en vez de luchar. El organismo que monitorea el gasto de Estados Unidos en Afganistán apuntó que las tropas están profundamente desmoralizadas y que la corrupción es generalizada. Tras su retirada, Washington y la OTAN se han comprometido a gastar 4.000 millones de dólares anuales en las fuerzas hasta 2024, de los cuales la mayor parte son fondos estadounidenses.

Ghani dijo que lamentó la decisión del gobierno de liberar a 5.000 prisioneros talibanes para iniciar las conversaciones de paz el año pasado y calificó la medida como un "gran error" que solo fortaleció a los insurgentes.

Pero Ghani ha dejado libres también a otros reos, incluyendo el buscado señor de la guerra Gulbuddin Hekmatyar, con quien firmó un acuerdo de paz en 2017.

Por otra parte, Abdullah Abdullah, número 2 del gobierno, se encontraba dentro del palacio cuando ocurrió el ataque, tras regresar en la víspera de Qatar, donde se celebran las conversaciones de paz con los talibanes. Las personas que estaban en el complejo estaban muy lejos del lugar donde cayeron los proyectiles.

El Eid al-Adha es la festividad más importante del islam y conmemora la disposición del profeta Ibrahim — Abraham para los cristianos y judíos — a sacrificar a su hijo. Durante el feriado, que en la mayoría de los lugares dura cuatro días, se sacrifican ovejas o vacas y se distribuye parte de la carne entre los pobres.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD