Texas

Preocupa a obispos el despliegue de tropas

  • Por: Edelia Hernández
  • 15 / Abril / 2018 -
  • COMPARTIR
Preocupa  a obispos el despliegue de tropas

REACCIÓN. Obispos católicos responden a la implementación de la Guardia Nacional en la frontera.

San Juan, Tx.- Obispos católicos externaron su preocupación ante el despliegue de la Guardia Nacional entre los Estados Unidos y México.

“Estamos profundamente preocupados por el anuncio del despliegue de la Guardia Nacional se desplegará en la frontera Estados Unidos/México. La continua militarización del límite entre los Estados Unidos y México distorsiona la realidad de la vida en la frontera; esta no es una zona de guerra, sino que está compuesta por muchas comunidades pacíficas y respetuosas de la ley que también son generosas en su respuesta al sufrimiento humano. 

El Arzobispo Gustavo García-Siller de San Antonio, así como los Obispos Michael J. Sis de San Angelo, James Tamayo de Laredo, Mark J. Seitz de El Paso, Edward J. Weisenburger de Tucson, Robert W. McElroy de San Diego, Oscar Cantú de Las Crucesy el Obispo Daniel E. Flores de Brownsville, a una sola voz reaccionaron a la medida del gobierno federal.

“Reconocemos el derecho de las naciones a controlar y asegurar sus fronteras; también reconocemos la necesidad de que las naciones respeten el estado de derecho. La ley actual en los Estados Unidos establece correctamente que aquellos que llegan a nuestro país que huyen de la persecución tienen derecho al debido proceso a medida que se revisan sus reclamos”.

Los líderes católicos fronterizos  también dicen que les preocupa profundamente que en este momento la retórica divisiva a menudo promueve la deshumanización de los inmigrantes, como si todos fueran amenazas y criminales.

“Buscar refugio de la persecución y la violencia para uno mismo y para la familia no es un crimen. Nuestra fe nos llama a responder con compasión a los que sufren y a vivir en un espíritu de solidaridad con todos los seres humanos”.

Externaron la esperanza de que funcionarios locales, estatales y federales trabajen de manera colaborativa y prudente en la implementación de este despliegue, asegurando que la presencia de la Guardia Nacional se mida y no interrumpa la vida de la comunidad. 

“Instamos a los católicos y a las personas de buena voluntad a mirar más allá de la retórica deshumanizante con respecto a los inmigrantes y recordar que son una población vulnerable”.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA