Noticias

Por tormenta, desvían vuelos de Monterrey

  • Por: Rubén Peña Calvillo
  • 04 / Septiembre / 2018 -
  • COMPARTIR
Por tormenta, desvían vuelos de Monterrey

AFECTA. Nula visibilidad por las lluvias que cayeron en el aeropuerto.

Monterrey, N. L.

Una tormenta ayer en parte del área metropolitana paralizó un par de horas despegues y aterrizajes en el Aeropuerto Internacional de la ciudad, de donde fueron desviados vuelos a aeropuertos alternos en Reynosa, McAllen, Tampico, Zacatecas y Torreón.

Así lo informó la empresa OMA, que administra la terminal aérea ubicada en Apodaca, Nuevo León, al señalar que se trató de una medida acorde a sus protocolos de seguridad para usuarios y tripulaciones de aeronaves.

Mencionó que anoche mismo fueron reanudadas las operaciones con normalidad en el Aeropuerto regiomontano.

 Precisó que fue poco después de las 17:00 horas, que tras registrarse intensas precipitaciones, acompañadas de actividad eléctrica e intensos vientos, fueron suspendidos temporalmente despegues y aterrizajes.

El vuelo 2150, de Aeroméxico, procedente de Guadalajara fue desviado a Torreón.

La misma situación se presentó con el vuelo 2126, de Interjet, que venía de la Ciudad de México, remitido a Tampico, y el 121, de Volaris, que de Cancún fue enviado a Zacatecas.

Otros vuelos desviados fueron: El 2723, de Aeroméxico, procedente de Detroit y que enviaron al aeropuerto de Reynosa, y el 6121, de United, que de Houston fue enviado a McAllen, en el mismo estado de Texas.

Asimismo, se aplicó el protocolo al vuelo 1155, de Viva Aerobus, que venía de Cancún y se envió a Tampico, e incluso el vuelo 930, de Aeroméxico, que de la capital del país llegó a León, Guanajuato.

En tanto, una línea de tormentas que cayó en puntos de la metrópoli, por segundo día consecutivo, causó severas inundaciones en colonias de Apodaca, Escobedo, San Nicolás y parte de Guadalupe.

Fue en la colonia apodaquense, Quinta Colonial, donde tres menores de edad que regresaban de una escuela secundaria, resultaron con lesiones al tocar accidentalmente un poste de alumbrado mercurial y sufrir una descarga eléctrica.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA