×
buscar noticiasbuscar noticias

Ladrones tienen en jaque a comercios

En pocas horas han asaltado varias tiendas

En las imágenes se aprecia a los dos ladrones seriales que tienen en jaque a los negocios y tiendas de conveniencia.Ladrones tienen en jaque a comercios

El Mañana / Staff

Los asaltos a tiendas de conveniencia y negocios siguen en aumento sin que las autoridades correspondientes detengan a los asaltantes seriales, tal es el caso de dos delincuentes que tiene en jaque a los establecimientos.

Los hechos de los atracos fueron denunciados por los empleados afectados de la tienda ubicada en la calle Ciruelos con Naranjos, en el fraccionamiento Lomas Real de Jarachina, quienes indicaron que el pasado sábado alrededor de las 19:30 horas se encontraba realizando sus labores en el establecimiento donde se encontraba atendiendo a unos clientes.

Pero al estar atendiendo al último cliente que se encontraba en la fila en ese momento se llevaron la sorpresa que el hombre sacó una pistola y les apuntó ordenándoles que abrieran la caja registradora y le entregaran el dinero, por lo que obedecieron al delincuente, quien tomó el efectivo y mercancía del mostrador antes de darse a la fuga siendo algunos artículos de abarrotes y cigarros.

El segundo ladrón serial quien cometió dos atracos en casi 12 horas fue un delincuente de complexión delgada, tez aperlada, de algunos 25 a 35 años edad, que se cubría el rostro con un cubrebocas, quien optó por cambiar su vestimenta, pero por las imágenes de las cámaras de videovigilancia se trata de la misma persona.

El primer atraco lo cometió minutos después de las 07:00 horas en el negocio localizado en la calle Occidental con calle Uno de la colonia Longoria y el segundo asalto lo realizó minutos antes de las 19:00 horas  en la tienda de conveniencia ubicada en la colonia Del Valle en las calles Nogal con Fresnos.

En ambos hechos la manera de operar del ladrón es ingresar a los negocios llega hasta el mostrador en donde se encuentran los empleados en la amenaza verbalmente refiriendo ser parte de una célula delictiva por lo que les ordenó que le entreguen el efectivo de la caja registradora o de lo contraria les irá muy mal, por tal motivo los trabajadores les obedecen a las indicaciones, luego el delincuente se da a la fuga.