buscar noticiasbuscar noticias

Tuberculosis, enfermedad antigua sin erradicarse

Cada día, aproximadamente cuatro mil personas pierden la vida por la tuberculosis y en promedio, 28 mil la contraen por lo que continúa como una de las enfermedades infecciosas crónicas más frecuentes y mortíferas del mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Tuberculosis, enfermedad antigua sin erradicarse

En el caso de México, en 2019 la Secretaría de Salud reportó que la tasa de mortalidad por esta causa fue de 1.59 por cada cien mil habitantes lo que muestra un significativo avance para disminuir la presencia de esta enfermedad que en 1990 arrojaba 7.54 decesos por cada cien mil habitantes. En el contexto del Día Mundial de la Tuberculosis este 24 de marzo, la académica de la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Antonia Isabel Castillo Rodal, afirma por medio de un comunicado que a pesar de tratarse de una enfermedad muy antigua, aún no ha podido erradicarse.

La docente advirtió que a partir de la crisis sanitaria por la Covid-19, los dos últimos años han sido problemáticos porque se interrumpió la detección y el tratamiento contra la tuberculosis, así como la aplicación de la vacuna BCG. "Por su evolución, debemos estar alerta, pues seguramente en el corto plazo se incrementarán tanto el número de casos, como de fallecimientos", explicó en el comunicado.

De acuerdo con datos proporcionados por la máxima casa de estudios, de 2000 a 2020 se salvaron en el mundo 66 millones de personas con tratamiento farmacéutico; sin embargo, la falta educación y conciencia sobre el padecimiento ha provocado el deceso de un sector de la población mundial.

La especialista del Departamento de Microbiología y Parasitología de la FM indicó que la mayor tasa de incidencia se registra en individuos que viven en hacinamiento y pobreza extrema, como son las cárceles.

"Ellos explican que su deseo de cruzar la frontera norte los lleva a vivir hacinados por mucho tiempo, y es ahí donde contraen la tuberculosis, una enfermedad infectocontagiosa, crónica y de fácil transmisión (sobre todo en personas que viven en espacios reducidos), que afecta predominantemente los pulmones, pero también puede dañar cualquier otro tejido", detalló Castillo Rodal.

La docente expuso que fue en 1882, el 24 de marzo –día establecido por la OMS para conmemorar el Día Mundial de la Tuberculosis–, cuando Robert Koch dio a conocer el bacilo causante de la enfermedad, Mycobacterium tuberculosis, lo que abrió el camino hacia su diagnóstico y cura. A partir de entonces inició la búsqueda de un tratamiento.

Castillo Rodal indicó que esta enfermedad se puede controlar y reducir su incidencia, incluso se puede prevenir. "Tenemos una vacuna que protege de las formas más graves de tuberculosis (meningea y miliar); en el caso de la pulmonar, solo 50 por ciento de estos casos podría evitarse con la única vacuna antituberculosa que existe, la BCG (Bacillus de Calmette y Guérin), que reciben lactantes y niños pequeños".

El 80 por ciento de los casos de tuberculosis se dan a nivel pulmonar y el resto en otros tejidos como ganglios linfáticos, riñones, huesos y articulaciones, etcétera. Sin importar la forma, el tratamiento es el mismo, es gratuito y puede curar hasta 99 por ciento de los casos si hay apego al mismo durante los seis meses indicados, señaló la experta.

México ocupa el tercer lugar en cuanto a resistencia a los antimicrobianos destinados a tratarla.
Antonia Isabel Castillo recomendó a la población estar atenta a su estado de salud. "Si tenemos tos frecuente que no se nos quita, fiebre nocturna y pérdida de peso, no hay que dudar para acudir al médico". Además, lactantes y niños deben recibir la vacuna BCG, así como el esquema completo de vacunación para protegerlos.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD