buscar noticiasbuscar noticias

"El Mayo" Zambada, Ovidio Guzmán y Caro Quintero se disputan la CDMX: SSC

Desde 2020, las células del Cártel de Sinaloa de "El Mayo" Zambada", Ovidio Guzmán y Rafael Caro Quintero se disputan la Ciudad de México, reveló un informe de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina

De 2020 a la fecha, las células del Cártel de Sinaloa identificadas con Ismael "El Mayo" Zambada y Ovidio "El Ratón" Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, así como de Rafael Caro Quintero, pelean el territorio en la Ciudad de México no sólo para actividades financieras o de trasiego de droga, sino para distribución y venta, principalmente de cocaína.

"El Mayo" Zambada, Ovidio Guzmán y Caro Quintero se disputan la CDMX: SSC

En el reporte, cuya copia posee ese periódico, se reporta la detención de 49 individuos que van desde jefes de células, operadores financieros y distribuidores de droga con una importante jerarquía.

Señaló que en el análisis se hace referencia a que la narrativa que sostuvo la administración pasada, que aseguraba que en la Ciudad de México no había delincuencia organizada, resultó contraproducente, pues negar su presencia "fueron alicientes importantes para su crecimiento".

El 12 de julio pasado, con la detención de un grupo de 14 personas en Topilejo, en la alcaldía Tlalpan, ligado con Ovidio Guzmán y llamado "Los Chapitos", en la indagatoria se identifica que operaban en la Ciudad de México desde hace tres meses y buscaban apoderarse de las narcotiendas de la capital, por ello "empezaron a secuestrar a personas que ya vendían droga, para que trabajaran para ellos", recordó.

  • El informe da evidencia de la disputa al interior del Cártel de Sinaloa y Sonora, y que llegó a la Ciudad de México, añadió.

Indicó que el 11 de junio de 2020 fue asesinado en la habitación 3304 del Hotel Intercontinental, en Santa Fe, Juan Antonio Valenzuela Ortiz, quien era del Cártel de Sinaloa y traficaba droga en Tijuana, Guadalajara, Ciudad de México y Los Ángeles, California.

Destacó que era sobrino de Luis Gabriel Valenzuela y/o Julián Grimaldi Paredes, presunto operador logístico de "El Mayo" Zambada.

Recordó también que, en octubre del 2021, en la colonia Nápoles, en la alcaldía Benito Juárez, fueron detenidos tres sicarios de un grupo que opera en Tijuana, Baja California, que habían sido enviados a la Ciudad de México por "El Flaco" para ejecutar al hermano menor de "Los Chapitos", puesto que lo habían localizado en la capital del país con dos escoltas y que se movía en vehículos Mercedes-Benz y Land Rover blindados.

Fuentes consultadas identifican a "El Flaco" como lugarteniente de "El Mayo" Zambada, y que el objetivo que iban a atacar se movía en Polanco, la Zona Rosa y el área boscosa de Tlalpan.

El análisis de las autoridades reveló que, para el Cártel de Sinaloa, "la Ciudad de México es vista como un punto neurálgico donde todo confluye", apto para manejar un mercado de consumo bastante lucrativo, y además es identificado como un punto central para la distribución de drogas hacia otras zonas del país, así como para Estados Unidos.

Por a eso, la actividad económica de los cárteles transnacionales permite la recaudación de grandes cantidades de dinero y el lavado de dinero. Incluso detectó que operan como empresas que tuvieran actividades lícitas.

Detenciones y decomisos

La primera gran detención de integrantes de Los Sinaloa se realizó en esa zona, el 29 de abril de 2020, cuando nueve personas fueron capturadas cuando distribuían droga para su venta en la zona de Tepito-Morelos, en la alcaldía Cuauhtémoc, y esto alertó a las autoridades de la presencia de este grupo, señaló la nota de Fuentes.

El 13 de enero de 2021 fue capturado Marco Antonio Munguía Villarreal, en Polanco, identificado como generador de violencia en Sinaloa y Sonora, y traficaba drogas bajo la protección de "El Mayo" Zambada.

"Pactaba la compra de grandes cantidades de cocaína con grupos locales. Vendía los cuadros de coca en 15 mil 900 dólares, y se estima que el mes de su captura obtuvo ganancias por más de un millón 700 mil dólares", indicó.

Señaló que fuentes consultadas refieren que esta detención permitió la irrupción de "Los Chapitos" en la Ciudad de México, pues todavía intentan ocupar los puntos de venta y las rutas que estableció Munguía Villarreal.

El 18 de enero del 2021 se volcó una camioneta Dodge Hyundai blanca en un camellón de Avenida Río San Joaquín con mil 200 kilogramos de cocaína. Autoridades federales atribuyeron que el cargamento pertenecía a Rafael Caro Quintero.

El 31 de enero de 2022, en la alcaldía Venustiano Carranza, se detuvo a Luis Irminger Moreno por el delito de narcomenudeo, quien aseveró pertenecer al Cártel de Sinaloa y ser familiar de Ovidio Guzmán. Distribuía drogas en distintos puntos de la capital del país.

Zonas de operación

Otros reportes de inteligencia indican que "Los Chapitos" se asentaron en la zona boscosa del Ajusco, mientras que la gente de "El Mayo" se ha ubicado en las alcaldías Cuajimalpa, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, donde tienen sus principales bodegas de almacenamiento de drogas y donde también las etiquetan para su identificación, así hay "ladrillos" de cocaína con marcas de tequila, equipos de futbol, de refrescos, de animales y los más recientes vienen sellados al vacío con logotipos de autos, añadió.

Así se estableció también que el Cártel de Sinaloa importa cocaína de Guatemala, Ecuador y El Salvador a través de la empresa "Chiquita Brands International", que, a través de cargamentos de plátanos, papas, aguacates y otras frutas y verduras, hacen llegar la mercancía a la Central de Abasto y de ahí sale con dirección a Estados Unidos.

Esa empresa cuenta con ferry en Chiapas y "taxis aéreos" en el aeropuerto de Toluca; sus principales operadores Iván Pérez Serrano y Sandra Barrios "La Tía", capturados apenas en noviembre del año pasado.

La guerra que sostienen "El Mayo" Zambada y "Los Chapitos" por adueñarse de la Ciudad de México ha dejado una estela de al menos 75 muertos de 2020 a la fecha. Todos murieron en condiciones violentas, algunos cadáveres fueron reclamados por sus familiares en Sonora, Tijuana o el propio Sinaloa, otros se quedaron en la fosa común, pues nadie preguntó por ellos en el Servicio Médico Forense.

Ante este panorama, el reporte indica que "las autoridades pasadas hacían malabarismo dialéctico para no hablar de un problema que incendiaba el resto del país, bajo la idea de que la Ciudad de México era una burbuja al margen de lo que pasaba en el resto de México".

Te puede interesar....
te-puede-interesar
Rafael Caro Quintero volvió a ser "El Narco de Narcos"



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD