buscar noticiasbuscar noticias

Zelenskyy pide ayuda mientras Biden y sus aliados inician cumbres

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, pidió "asistencia militar sin limitaciones" al dirigirse a una cumbre de emergencia de la OTAN el jueves, la primera de tres reuniones urgentes que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y los líderes mundiales sostienen en respuesta a la invasión rusa

Zelenskyy pide ayuda mientras Biden y sus aliados inician cumbres

"Parece que estamos en un área gris, entre Occidente y Rusia, defendiendo nuestros valores comunes", dijo Zelenskyy en su discurso en video a la cumbre. "Esto es lo más aterrador durante una guerra: ¡no tener respuestas claras a las solicitudes de ayuda!".

Un funcionario de la administración de Biden, que solicitó el anonimato para discutir la cumbre a puerta cerrada, dijo que Zelenskyy no repitió su demanda de una zona de exclusión aérea, una demanda que la OTAN ya ha rechazado. Los funcionarios occidentales temen que tal paso conduzca a un conflicto directo entre la OTAN y Rusia, que Biden describió como una posible Tercera Guerra Mundial.

Sin embargo, en breves comentarios de apertura al comienzo de la cumbre de la OTAN, el secretario general Jens Stoltenberg dijo que la alianza debe reforzar sus defensas y "responder a una nueva realidad de seguridad en Europa".

"Nos reunimos en un momento crítico para nuestra seguridad", dijo a los líderes sentados en una gran mesa redonda. "Estamos unidos en la condena de la agresión no provocada del Kremlin y en nuestro apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania".

Stoltenberg dijo que la alianza está "decidida a continuar imponiendo costos a Rusia para lograr el fin de esta guerra brutal".

En el transcurso del jueves, la capital diplomática europea albergará la cumbre de la OTAN, una reunión del Grupo de los Siete países industrializados y una cumbre de la Unión Europea. Biden asistirá a las tres reuniones y luego dará una conferencia de prensa.

El programa dejó a Bruselas entrelazada con múltiples controles policiales y cierres de carreteras para ayudar a las caravanas a cruzar la ciudad mientras los líderes van de una reunión a la siguiente.

Si bien Occidente se ha unido en gran medida para enfrentar a Rusia después de que invadió Ucrania, existe un amplio reconocimiento de que la unidad se pondrá a prueba a medida que los costos de la guerra socaven la economía global.

El refuerzo de las fuerzas a lo largo del flanco oriental de la OTAN, casi con certeza durante al menos los próximos cinco a 10 años si se quiere disuadir a Rusia de manera efectiva, también ejercerá presión sobre los presupuestos nacionales.

"Necesitamos hacer más y, por lo tanto, debemos invertir más. Hay un nuevo sentido de urgencia y espero que los líderes acepten acelerar las inversiones en defensa", dijo Stoltenberg antes de la cumbre.

El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, dijo que Estados Unidos quiere escuchar "que la determinación y la unidad que hemos visto durante el último mes perdurarán por el tiempo que sea necesario".

La crisis energética exacerbada por la guerra será un tema particularmente candente en la cumbre del Consejo Europeo, donde los líderes de España, Portugal, Italia y Grecia esperan una respuesta urgente y coordinada de todo el bloque. Funcionarios de la UE han dicho que buscarán la ayuda de Estados Unidos en un plan para recargar las instalaciones de almacenamiento de gas natural para el próximo invierno, y también quieren que el bloque compre gas de forma conjunta.

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha desestimado los llamamientos para boicotear los suministros energéticos rusos, diciendo que causaría un daño significativo a la economía de su país. Scholz se enfrenta a la presión de los activistas ambientales para retirar rápidamente a Alemania de la energía rusa, pero dijo que el proceso tendrá que ser gradual.

"Hacerlo de un día para otro significaría hundir a nuestro país y a toda Europa en una recesión", dijo Scholz el miércoles.

Polonia y otros países del flanco oriental de la OTAN también buscarán claridad sobre cómo Estados Unidos y otras naciones europeas pueden ayudar a lidiar con sus crecientes preocupaciones sobre la agresión rusa, así como una crisis de refugiados en espiral. Más de 3,5 millones de refugiados han huido de Ucrania en las últimas semanas, incluidos más de 2 millones a Polonia.

Biden tiene previsto visitar Polonia el viernes, donde se espera que ambos temas estén en el centro de las conversaciones con el presidente Andrzej Duda. Otro momento significativo podría llegar poco antes de que Biden regrese a Washington el sábado. La Casa Blanca dijo que planea "pronunciar comentarios sobre los esfuerzos unidos del mundo libre para apoyar al pueblo de Ucrania, responsabilizar a Rusia por su brutal guerra y defender un futuro que está arraigado en los principios democráticos".

Sullivan dijo que Biden y sus colegas líderes intentarán "establecer un plan de juego a más largo plazo" sobre qué fuerzas y capacidades se requerirán para los países del flanco oriental de la alianza.

Se están estableciendo cuatro nuevos grupos de batalla de la OTAN, que generalmente cuentan con entre 1.000 y 1.500 soldados, en Hungría, Eslovaquia, Rumania y Bulgaria.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, quien se espera que se dirija a la cumbre de la OTAN por video, dijo el miércoles por la noche que quiere que la alianza "declare que ayudará completamente a Ucrania a ganar esta guerra" mediante el suministro de las armas necesarias.

Mientras tanto, los funcionarios de seguridad nacional desde Washington hasta Varsovia están cada vez más preocupados de que Putin pueda desplegar armas químicas, biológicas o incluso nucleares. Sullivan dijo que los aliados consultarían sobre cómo responder a "posibles contingencias" de ese tipo.

Biden dijo esta semana que la posibilidad de que Rusia despliegue armas químicas era una "amenaza real".

Stoltenberg se negó el jueves a discutir si tal ataque es una línea roja que llevaría a la alianza a la guerra con Rusia. "No especularé más allá del hecho de que la OTAN siempre está lista para defender, proteger y reaccionar ante cualquier tipo de ataque a un país aliado de la OTAN", dijo.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una entrevista con CNN esta semana, dijo que Rusia podría considerar usar sus armas nucleares si sintiera que había "una amenaza existencial para nuestro país".

Ursula von der Leyen, jefa del brazo ejecutivo de la Unión Europea, dijo antes de la visita de Biden que quiere discutir la posibilidad de asegurar entregas adicionales de gas natural licuado de Estados Unidos para el bloque de 27 naciones "durante los próximos dos inviernos".

La UE importa el 90 % del gas natural utilizado para generar electricidad, calentar hogares y abastecer a la industria, y Rusia suministra casi el 40 % del gas de la UE y una cuarta parte de su petróleo. El bloque está buscando formas de reducir su dependencia del gas ruso mediante la diversificación de proveedores.

Sullivan dijo que Estados Unidos estaba buscando formas de "aumentar" los suministros de GNL a Europa para ayudar.

Se esperaba que Biden, por su parte, detallara planes para nuevas sanciones contra Rusia y asistencia humanitaria para la región.

Una nueva opción de sanciones que Biden está sopesando es apuntar a miembros de la Duma estatal rusa, la cámara baja del parlamento, según un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato para discutir deliberaciones privadas. Las nuevas sanciones se implementarían en coordinación con los aliados occidentales.

Biden llegó a Bruselas con los estadounidenses aceptando cada vez más la necesidad de que Estados Unidos ayude a detener a Putin, según una encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

Pero incluso cuando la preocupación entre los estadounidenses aumentó y el apoyo a un papel importante de Estados Unidos en el conflicto se fortaleció en el último mes, el índice de aprobación negativo de Biden no se ha movido, según la encuesta de AP-NORC. Pocos confían mucho en que pueda manejar una crisis, y la mayoría piensa que le falta dureza para tratar con Rusia.

Biden prometió a los votantes que tenía la experiencia para navegar una emergencia internacional complicada como la que se desarrolla en Europa y su viaje será la última prueba de esa propuesta mientras intenta mantener la unidad entre los aliados occidentales y prepararse para desafíos potencialmente aún mayores.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD