buscar noticiasbuscar noticias

Rompe China con EU

suspende Pekín la cooperación en medio ambiente y cancela las reuniones militares de alto nivel, en respuesta a un viaje que considera que socavó su ´soberanía e integridad territorial´

La tensión en torno a Taiwán sigue escalando, tras la controvertida visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Efectivos de la fuerza aérea y la aviación de la Armada del comando este del Ejército Popular de Liberación, realizan una operación de repostaje.Rompe China con EU

También sancionará a la política estadounidense y a sus familiares cercanos, en un gesto de inusual dureza contra Pelosi, la tercera autoridad de Estados Unidos y la segunda en la línea de sucesión del presidente, Joe Biden.

"A pesar de las serias preocupaciones y la firme oposición de China, Pelosi insistió en visitar Taiwán, interfiriendo gravemente en los asuntos internos de China, socavando la soberanía y la integridad territorial de China, pisoteando la política de Una sola China y amenazando la paz y la estabilidad del estrecho de Taiwán", asegura el comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.


La decisión china deja al gobierno de Estados Unidos, que había desaconsejado la visita de Pelosi a Taiwán, en una posición muy delicada y con una perspectiva de que empeoren las ya deterioradas relaciones con Pekín.

Pekín suspende, en respuesta a la visita de Pelosi, parte de la cooperación entre ambos países en temas como el cambio climático y la seguridad marítima, y cancela reuniones militares claves; además, las represalias incluyen la suspensión de encuentros bilaterales sobre la cooperación entre China y Estados Unidos en la repatriación de inmigrantes ilegales, en asistencia judicial penal, la lucha contra los delitos transnacionales y sobre el control de drogas.

La portavoz de Exteriores, Hua Chunying, ha responsabilizado a Estados Unidos de provocar la crisis, "Las medidas de respuesta están justificadas, son necesarias, apropiadas y para nada excesivas", ha defendido.

Pelosi es el más alto cargo estadounidense afectado por las sanciones de Pekín.

El año pasado, China anunció sanciones contra el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, que ejerció el cargo durante la administración de Donald Trump, justo cuando el actual presidente, Joe Biden, llegaba a la Casa Blanca.

La Casa Blanca, por su parte, convocó el jueves al embajador chino en Washington, Qin Gang, para condenar las maniobras militares en torno a Taiwán y reiterar que Estados Unidos no desea una crisis en la región, según informó este viernes The Washington Post, "Después de las acciones de China, convocamos al embajador Qin Gang a la Casa Blanca para tratar con él los actos provocadores de China", aseguró un portavoz oficial al diario estadounidense.

RECIBE CRÍTICAS

La contundente respuesta de Pekín por la visita de Pelosi —que no duró ni 24 horas, pero le sirvió para reunirse con la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen, y con varios activistas prodemocracia— ha merecido las críticas del G-7 y la Unión Europea, que la han tachado de "injustificada".

Este viernes, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, expresó en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), celebrada en Nom Pen, Camboya, que la reacción de China a la visita de la política demócrata a Taiwán es "flagrantemente provocativa", y que el gigante asiático no sólo busca intimidar a la isla, sino también a sus vecinos.

El secretario de Estado americano aseguró que "no hay justificación para lo que [China] ha hecho", si bien luego trató de apaciguar a Pekín, al reiterar que su país "no busca una crisis".



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD