buscar noticiasbuscar noticias

‘No es sano’, dice el pastor Hugo García

El trabajo para quienes lideran una iglesia o congregación se basa en una responsabilidad y rectitud, por lo que entrarle a ‘la grilla’ es un acto negativo, considera el pastor Víctor Hugo García Flores, del Centro Internacional de Esperanza.

“Los líderes religiosos, independientemente de la denominación o religión, tenemos un llamado de parte de Dios a servir y proclamar su palabra. Por ello no es sano y menos congruente participar en política”, afirmó Víctor Hugo García Flores, pastor del Centro Internacional de Esperanza. 

“De igual manera, en la vida ciudadana existe el derecho de votar, por eso de forma individual se tendrá la oportunidad de votar por el partido que más de apegue a las ideologías de la palabra de Dios”, declaró.

‘No es sano’, dice elpastor Hugo García

Servir al Señor no es un llamado por periodos de tres o seis años, es una carrera de vida”, Víctor Hugo GarcíaFlores, pastor

Señaló que el trabajo para quienes lideran una iglesia o congregación se basa en una responsabilidad y rectitud, por lo que entrarle a ‘la grilla’ es un acto negativo. “Tenemos una aspiración mayor, que es mejorar la calidad de vida de las personas a partir de los preceptos de la palabra de Dios en la Biblia”.

“De igual manera, en la vida ciudadana existe el derecho de votar, por eso de forma individual se tendrá la oportunidad de votar por el partido que más de apegue a las ideologías de la palabra de Dios”, declaró.

Mencionó que para los partidos políticos siempre será atractivo trabajar con las iglesias, sacerdotes y pastores, pues el arrastre que estos entes tienen es muy grande.

“Servir al Señor no es un llamado por periodos de tres o seis años, es una carrera de vida. Por eso creo que los que encabezamos de forma espiritual un grupo, no debemos inclinar a los creyentes hacia tal o cual candidato”, expuso el pastor. 

García Flores comentó que en vez que los religiosos busquen participar en política, deberían convocar políticos a la religión.

“La misma palabra del Señor nos enseña que nadie está puesto en los puestos de gobierno, sino es por su decisión. A partir de eso, creo que los gobernantes deben acercarse a su iglesia, independientemente de cual sea, y que esos principios los apliquen en políticas publicas”, apuntó. 



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD