buscar noticiasbuscar noticias

No cabe la trampa en Tokio 2020

Adelantaría COI nuevo sistema de tests para dopaje más amigable para el deportista

Tokio 2020 no sólo marcará un hito en la historia de Juegos Olímpicos en cuanto a su celebración como un evento enmarcado en una contingencia sanitaria.

No cabe la trampa en Tokio 2020

También lo hará en la lucha contra el consumo de sustancias prohibidas porque será la primera cita veraniega en la que se apliquen controles para detectar posible dopaje genético.

Aunque el protocolo para este tipo de test no está terminado, en noviembre de 2019, cuando Tokio 2020 se mantenía en sus fechas originales antes de ser aplazados por la pandemia DEL Covid-19, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Thomas Bach, anunció que en estos Juegos "debutarían" tests de secuenciación genética.

El líder del olimpismo mundial dijo que en los escenarios de competencia japoneses se tomarían muestras para su análisis bajo el nuevo sistema desarrollado por el especialista en Ciencias del Deporte y Genética de la Universidad de Brighton, Yannis Pitsiladis, aunque éste no estuviera completamente listo.

Advirtió que si el irruptivo método no estaba del todo validado, las muestras se resguardarán para analizarlas en su momento, que estimó no estaría lejano.

"Es un método innovador para detectar el dopaje sanguíneo semanas o incluso meses después de que ocurra. Fortalecerá la disuasión. Queremos que los tramposos nunca se sientan seguros, en cualquier momento o cualquier lugar", explicó Bach durante el Congreso Mundial Antidopaje celebrado en Polonia en 2019.

De acuerdo con su creador, el doctor Pitsiladis, este control identifica qué genes ´se activan´ cuando la sangre se manipula por una transfusión o por consumir EPO (eritropoyetina), sustancia que aumenta la producción de glóbulos rojos.

La página oficial de Tokio 2020 no hace referencia a este método, pero precisa que la toma de muestras será a través de la denominada Agencia Internacional de Pruebas (ITA), ente independiente al COI. Cuando la ITA sospeche sobre una violación al juego limpio remitirá el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS).

ABREN LA CHEQUERA

Para acortar el paso en que el dopaje siempre lleva la delantera a los organismos que tratan de erradicarlo, el COI anunció a fines de 2019 una aportación de 4.5 millones de euros a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para la investigación contra el consumo de sustancias prohibida y el desarrollo de un programa que permita a los gobiernos reforzar sus mecanismos de investigación.

Otra cantidad igual se canalizará a las federaciones internacionales y a Comités o Agencias nacionales antidopaje para construir instalaciones que permitan almacenar durante una década numerosas muestras de tests de competencias diferentes a Juegos Olímpicos para reanalizarlas bajo los nuevos sistemas de detección que se confía se desarrollarán en los próximos años.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD