Reynosa

¿Necesidad o necedad? Hablando de invasiones

Hay quienes insisten en recuperar los terrenos invadidos pese a saber que no pueden por la vía legal

  • Por: Fabiola Nevárez
  • 20 / Abril / 2017 -
  • COMPARTIR
¿Necesidad o necedad? Hablando de invasiones

El tema de las invasiones ya no es novedad y lejos de irse resolviendo, el número de terrenos invadidos así como el de invasores, persiste y lamentablemente para estos últimos no todos han corrido con la suerte de poder mantener los terrenos ocupados de manera ilegal.

Tan solo en lo que va de esta administración municipal se han dado ya cinco casos en donde espacios de tierra nada pequeños han sido allanados.

¿Necesidad o necedad? Hablando de invasiones

DEMANDADAS . A pesar de que todas tienen ya una demanda penal, no será posible actuar hasta que procedan los propietarios de las tierras.


LOS ACONTECIMIENTOS

En el caso de la invasión en la colonia El Olmo se interpuso una demanda penal, sin embargo, más tarde lograron entablar un proceso de compra-venta con algunas de las familias invasoras que a la fecha siguen en proceso, siendo esta la única colonia en que el dueño accedió a vender dichas tierras y a llevar un trámite legal para la sesión de derechos.

Las suscitadas en la Nuevo Amanecer, al otro lado del canal en el bulevar Luis Donaldo Colosio y la de la Juan Escutia, permanecen invadidas, sin embargo, ya cuentan con una demanda penal interpuesta por parte del Gobierno Municipal y se espera únicamente la reacción por parte de los propietarios para interceder a la acción de desalojo, mientras tanto no hay más que hacer por parte de las autoridades.

De estas cinco, la única en la que ya procedió con la restitución del bien inmueble por existir una querella interpuesta por los propietarios, fue la de la colonia Ernesto Zedillo, en la que el pasado día 14 de abril los invasores fueron expulsados por elementos de Fuerza Tamaulipas, la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y el Ministerio Público.

EL DESPUÉS

Luego de ser desalojados muchas familias tuvieron que volver a las casas que han rentado con anterioridad y que afortunadamente nunca dejaron del todo.

Por otro lado, hubo familias que se vieron en la necesidad de pedir un espacio con familiares, e incluso vecinos, en lo que conseguían otro lugar para vivir, pues durante poco más de un mes dieron por hecho que los terrenos que invadían prácticamente eran ya de su propiedad.Fue esta última razón en la que, en los peores casos, se quedaron sin casa, sin techo, sin espacio, sin muebles, debido a la confianza que pusieron de poder permanecer, aún en la ilegalidad, en estos terrenos y hoy se desconoce qué fue de su situación y a dónde fueron a dar.

Finalmente, hay quienes insisten en recuperar los terrenos invadidos a pesar de habérseles informado de la existencia de los propietarios por parte del Ministerio Público. Tan solo hace un par de días un pequeño grupo se apostó a las afueras de la Presidencia solicitando un apoyo al que de antemano de les dijo no se les puede brindar, esto por parte de Javier Pérez García, director de la Unidad de Apoyo para la Tenencia de la Tierra.

Se ha hecho la propuesta de brindarles respaldo para obtener una propiedad a través del Itavu, sin embargo, no se han dado casos de familias que acepten este ofrecimiento.

¿Necesidad o necedad? Hablando de invasiones

RESOLUCIONES. De las cinco invasiones sólo dos han procedido legalmente: Los Olmos y la Ernesto Zedillo; el resto se mantienen.


EL RECUENTO

1. La primera se registró hace poco mas de un año en la colonia El Olmo, a la fecha está dividida en 4 sectores y permanecen mas de 100 familias.


2.-A ésta le siguió la invasión en la colonia Nuevo Amanecer, que comenzó con una intrusión de entre 500 y 600 personas.


3. Le siguió la toma de otros terrenos en la colonia Ernesto Zedillo, en la que un grupo de aproximadamente 800 personas entre niños, mujeres embarazadas, madres solteras y familias completas, decidieron lotificar terrenos de 10 metros de frente por 20 de fondo invadiendo incluso el derecho de vía de los ductos de Pemex.


4. La cuarta que se sumó a esta cuenta fue aquella ubicada en el bulevar Luis Donaldo Colosio, a tan solo unos metros de una gasolinera de la zona, en la que se desconoce el nombre de los dueños de los predios invadidos.


5. La más recientemente es la de la colonia Juan Escutia, en un extenso terreno ubicado junto a la Laguna La Escondida.





DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA