Empresarial

Necesario promover el consumo nacional

La corrupción en licitaciones debe eliminarse.

  • Por: Juan Gilberto Banda
  • 22 / Julio / 2018 -
  • COMPARTIR
Necesario promover el consumo nacional

  gilberto.banda@elmanana.com

Se requiere una coordinación entre instituciones del gobierno mexicano y una muy clave en el desarrollo económico es la que deberían de llevar a cabo las secretarías de Economía con Pro México y Bancomext; la de Hacienda, Comunicaciones y Transporte, Pemex y la CFE para que promuevan, incentiven, ejerzan, exhorten y difundan por todos los medios y en forma constante e intensiva, el adquirir productos de calidad fabricados o producidos en nuestro país dentro del mercado formal.

El presidente de la Canacintra Reynosa, Federico Alanís Peña, sostiene que se tiene que buscar la forma de que las Pymes mexicanas realmente participen en la proveeduría de las compras del gobierno en un esquema equitativo, evitando su discriminación o aislamiento.

Dentro de estas licitaciones se deberá de evitar la presencia de la corrupción que aparecen vía condiciones "amañadas" que en nada ayudan a la planta productiva formal nacional y que llegan a encarecer el costo de los bienes por arriba de un 20 por ciento.

Se deberá erradicar licitaciones que exigen que un solo proveedor sea el suministrador de varias partidas de productos diferentes; que mediante este esquema, excluyen a los fabricantes en forma individual y que de esta manera, solo promueven fuertemente a conglomerados de importadores o distribuidores.

También, evitar que las autoridades liciten a "última hora" exigiendo que se surta "casi de inmediato" o con tiempos de entrega fuera de los periodos estándar de fabricación de los productos, etc. – situación que refleja "corrupción inminente".

Por otro lado, los gobiernos federal, estatales, municipales, delegacionales, empresas productivas del estado, Secretarías, dependencias gubernamentales, deberán poner el ejemplo en impulsar proyectos productivos en donde sus adquisiciones sean integradas en primera instancia por productos de calidad hechos en sus regiones o estados o municipios y como segunda opción los hechos o fabricados en todo el territorio mexicano, para que finalmente se complementen con los de procedencia de cualquier otro país que cumplan las normativas de calidad mediante su certificación.

Un ejemplo de estas acciones por parte del gobierno, bien podrían ser el promover y fomentar que los uniformes para los militares, para los estudiantes, etc., sean adquiridos por sus compradores de fabricación nacional. 

Esta sería una acción muy positiva para apoyar a la industria textil mexicana y a la generación de empleos en México.

Acciones como estas, dice, generarían más y mejores empleos a los mexicanos con su correspondiente crecimiento en el ingreso per cápita en el cual china ha logrado un avance extraordinario al grado que si México no se aplica de ya, seremos superados por ese país.

Y siguiendo con el análisis de promover los productos de calidad hechos en el país, no hay que olvidar que, los productos hechos y creados en México deben cumplir con las normativas oficiales o mexicanas o a falta de estas las internacionales y ostentar el logo "Hecho en México" como símbolo de calidad y confianza para todos los consumidores tanto nacionales como extranjeros y así, pasen a ser la primera opción de compra en todo momento y puedan competir con honestidad y equidad durante licitaciones de los gobiernos en todos sus niveles y de la población mexicana en el mercado interno llámese papelería, ropa, juguetes, zapatos,  maquinaria industrial, bienes de capital, alimentos, electrodomésticos, etc.

En este punto de exigencia de certificados de productos en todas las compras, es recomendable que las áreas de adquisiciones tanto de materias primas y componentes utilizados para la fabricación de productos terminados de las empresas instaladas en México, exijan a sus proveedores tanto nacionales como extranjeros la presentación de los certificados de calidad correspondientes y que para quienes no lo ostenten, se le dé un "periodo de gracia" para contar con ello. Esto generaría una cultura o inercia nacional de calidad necesaria para nuestras cadenas productivas de calidad.

Apunta que es de suma importancia que las empresas fabricantes nacionales realicen pruebas a sus productos y obtener un certificado de ello, donde demuestren que cumplen con lo que están ofreciendo al mercado y que no son nocivos para los consumidores.

Y en este rubro, es obligado a hacer crecer, modernizar y fortalecer la red de laboratorios acreditados de prueba para la certificación de los productos manufacturados y que la parte gubernamental apoye intensivamente de todas las formas a los industriales y a instituciones educativas para que este objetivo sea una realidad en forma creciente.

Adicionalmente, se requiere que las obras y proyectos que se aprueben dentro de los presupuestos anuales gubernamentales, sean ejercidos en cantidad o número acordada con oportunidad y sin subejercicios, para evitar que ocasionen incertidumbre entre las empresas interesadas en participar en dichos proyectos u obras.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA