Texas

Murió quemado vivo el soldado

Las últimas palabras que expresó Malcolm Xavier Perry cuando era perseguido por un vehículo antes del accidente fue "¡Voy a morir!"

  • Por: El Mañana/ Staff
  • 18 / Octubre / 2020 -
  • COMPARTIR
Murió quemado vivo el soldado

McAllen, TX.

El asesinato del capitán Malcolm Xavier Perry, militar asignado a Fort Bliss, ha dado una nueva vuelta de tuerca en una dramática muerte que ha sacudido a la base militar y a la jerarquía militar de Texas y de Estados Unidos.

Una segunda persona involucrada en la muerte de Perry, su novia, fue arrestada ayer por agentes de la Unidad de Crímenes contra Personas, según informó el Departamento de Policía de El Paso (EPPD). Se trata de Clevy Muchette Nelson-Royster, de 27 años, quien salía intermitentemente con el militar.

Nelson-Royster era la pasajera a bordo del Jeep de Sennessie; éste huyó de la escena donde varios testigos describieron el incidente como una ´rutina de fuego´.

Documentos oficiales en poder de El Diario de El Paso del arresto del hombre acusado de asesinar al soldado, revelan que Perry llamó al 911 durante una persecución en automóvil y expresó: "¡Voy a morir!", momentos antes del accidente en donde falleció quemado vivo.

Perry, de 27 años, dijo el domingo de madrugada al personal del 911 que un Jeep Wrangler negro que lo perseguía estaba chocando contra su vehículo Audi.

La víctima le comentó a la persona del servicio de emergencias que moriría, momentos antes de que se escuchara un fuerte estruendo en la llamada y se le oyera gritar pidiendo ayuda, según la declaración oficial.

Oficiales y bomberos llegaron al lugar del accidente en la intersección de John Hayes y N. Zaragoza, al Este de El Paso para encontrar el auto del ex militar en llamas.

De acuerdo con los documentos, el fuego logró contenerse luego de unos minutos y los equipos de emergencia encontraron a Perry, el único ocupante del vehículo, con lesiones que señalan que había sido quemado vivo.

La Policía localizó un Jeep Wrangler negro estacionado cerca del vehículo quemado con una mujer –Clevy Muchette Nelson-Royster– en el asiento del pasajero delantero.

Nelson-Royster dijo que era la dueña del Jeep y que un amigo que conocía sólo como "Ricky", posteriormente identificado como Richard Mustapha Sennessie, de 23 años, era quien había conducido el vehículo.

Según su declaración, la mujer afirmó haber tenido una relación intermitente con Perry durante unos cinco años. 

La ex pareja del militar, quien fuera detenida el jueves y que enfrenta cargos por asesinato en accidente de tráfico al igual que el conductor, le dijo a la Policía que se había reunido con Ricky en el 915 Vibes y se fue con él para ir al centro nocturno Jaguars, donde consiguieron una mesa y se les unió Perry, quien ya estaba allí.

Nelson-Royster dijo que en cuestión de minutos se originó una pelea en el antro y recibió un golpe en los labios. Expresó que no sabe quién la golpeó, pero recordó haber visto a Perry entre los involucrados.

La pelea se detuvo y Perry le dijo a Nelson-Royster que se dirigiera a su casa en el Este de El Paso. La mujer y Sennessie luego se subieron a su vehículo y se dirigieron a la casa donde vieron a Perry siendo agredido por un grupo de hombres afuera, según la declaración jurada.

Nelson-Royster , quien fue presentada bajo arresto el viernes, le dijo a la Policía que Sennessie estacionó el Jeep y se unió al grupo que agredió a Perry. Según la declaración, la mujer salió de su vehículo y comenzó a gritarle al grupo que dejara de golpear a Perry.

La mujer declaró que vio a Perry alejarse del grupo, subirse a su vehículo y marcharse.

Fue cuando Nelson-Royster le dijo a la Policía que Sennessie se subió al asiento del conductor de su vehículo, ella se subió al asiento del pasajero delantero y se alejó a "gran velocidad" para alcanzar a Perry.

Según la declaración, Sennessie comenzó a embestir el vehículo de Perry con el Jeep, lo que provocó que el vehículo de Perry se volcara y se incendiara.

Sennessie detuvo el Jeep y huyó de la escena, dijo la mujer a las autoridades.

La declaración jurada establece que la vigilancia por video desde la intersección del accidente corrobora que alguien abandonó la escena.

Sennessie fue identificado por el Departamento de Policía de El Paso (EPPD) como la persona que conducía el Jeep a través de su número de teléfono y las fotos tomadas el día del incidente con la mujer, según la declaración jurada.

Sennessie fue arrestado el martes y registrado en el Centro de Detención del Condado de El Paso bajo sospecha de asesinato. Actualmente se encuentra detenido con una fianza de un millón de dólares.

Por su parte, Nelson-Royster fue detenida por detectives de Crímenes contra Personas el jueves por su participación en el crimen. Nelson-Royster fue ingresada al Centro de Detención del Condado de El Paso con una fianza de 500 mil dólares, dictada por el juez Estrada.

Malcolm Xavier Perry, murió en la escena del accidente alrededor de las 5:50 a.m. del domingo, en la intersección de Zaragoza Road y John Hayes Street.

Funcionarios de Fort Bliss dieron a conocer que Perry era un oficial del Ejército asignado al Batallón de Apoyo de la Brigada 123, Equipo de Combate de la Tercera Brigada Blindada y a la Primera División Blindada.

"El capitán Perry recientemente tomó el mando de la Compañía Bravo y fue seleccionado para ser comandante de la Compañía por su pasión por el liderazgo y la experiencia", dijo el teniente coronel Gilberto Escobedo, comandante del Batallón de Apoyo de la Brigada 123.

"Encarnaba lo que pedimos a los líderes jóvenes en el Ejército de hoy, y fue un placer para mí servir con él y experimentar su devoción al servicio de sus semejantes y su actitud de liderazgo. Su servicio a esta División, el Ejército y nuestra Nación no será olvidado", finalizó.

 

Murió quemado vivo el soldado

Clevy Muchette Nelson-Royster, de 27 años, quien salía intermitentemente con el militar.

 

HISTORIAL DE TRAGEDIAS

En 2009, un psiquiatra del Ejército de Estados Unidos asesinó a 13 personas, a un bebé no nacido e hirió a otros 32 en un tiroteo. Cinco años después, la base fue atacada nuevamente cuando un veterano mató a tres personas e hirió a otras 16 antes de suicidarse.

Pero ahora, este lugar, a unos 96 kilómetros de Austin, Texas, enfrenta otra serie de tragedias, pues varios soldados han aparecido muertos.

El caso más notorio es el de Vanessa Guillén, cuyos restos fueron descubiertos hace unas semanas, meses después de su desaparición. Las circunstancias que rodearon su muerte llevaron al Ejército a establecer una revisión civil del «ambiente y cultura de mando» en Fort Hood.

Además de Guillén, al menos otros ocho soldados que servían en Fort Hood fallecieron o fueron encontrados muertos desde marzo, incluido uno que se quitó la vida después de convertirse en sospechoso de la desaparición de Guillén. El caso más reciente es el de Elder Fernandes.

Elder Fernandes

El sargento Elder Fernandes, de 23 años, desapareció de Fort Hood el pasado 17 de agosto. El Ejército confirmó que el cuerpo hallado en unas vías férreas, a unos 40 kilómetros de la base, correspondía a Fernandes. Según Fort Hood, Fernandes era un especialista químico, biológico, radiológico y nuclear.

La abogada Natalie Khawam, quien representa a la familia del Fernandes, calificó la noticia del hallazgo del cuerpo como «nuestra peor pesadilla». «Estamos asqueados por esta tragedia que ha sucedido demasiadas veces. 

Mejhor Morta

Era el caso más reciente de un soldado de Fort Hood muerto, según los reportes.

Funcionarios de la base identificaron a Morta, de 26 años, luego de que fuera hallado inconsciente el pasado 17 de julio cerca de Stillhouse Hollow Lake, a unos 25 kilómetros de Fort Hood, según un comunicado de prensa de la base.

Una autopsia preliminar reveló que la causa de la muerte era consistente con un ahogamiento, indicó el mayor T.J. Cruz, de la Oficina del Sheriff, en un comunicado. La investigación está en curso, especificó Cruz. 

Vanessa Guillén

El caso de Guillén atrajo atención nacional después de que la joven de 20 años desapareciera en abril.

La búsqueda terminó cuando sus restos fueron hallados el 30 de junio en una tumba poco profunda, según la abogada de la familia Natalie Khawam. Posteriormente, el Ejército de Estados Unidos identificó el cuerpo como el de Guillén.

Vanessa Guillén, una soldado de 20 años asiganda en Fort Hood, Texas, fue golpeada con un martillo hasta la muerte en una sala de armas donde trabajaba, según la abogada de su familia.

Las autoridades identificaron al principal sospechoso de la desaparición de Guillén como Aaron David Robinson, de 20 años, quien se quitó la vida cuando los investigadores lo confrontaron, según el Comando de Investigación Criminal del Ejército de EE.UU (CID, por sus siglas en inglés). 

Gregory Scott Morales

Los restos óseos del soldado Gregory Scott Morales fueron descubiertos en un campo en Killeen, Texas, el 19 de junio: 10 meses después de la desaparición del joven de 24 años, tras la información recibida por el CID.

Se sospecha un delito, según un comunicado de Fort Hood. El CID se encuentra investigando los hechos junto con el Departamento de Policía de Killeen, que se negó a comentar para esta historia, argumentando que la investigación esta en curso. 

Brandon Scott Rosecrans

Fue hallado muerto el 18 de mayo en Harker Heights, Texas, según Fort Hood.

Brandon Rosencrans fue descubierto sin vida en Harker Heights, Texas.

Lawrence Stewart, portavoz de la policía de Harker Heights, le dijo a CNN que la muerte de Rosecrans se investiga como un asesinato después de que fuera encontrado con una herida de bala.

Freddy Beningo Delacruz Jr.

De 23 años, murió el 14 de marzo en Killeen, según Fort Hood.

El Departamento de Policía de Killeen, que investiga la muerte de Delacruz junto al CID, señaló que Delacruz fue encontrado sin vida con otras dos personas en un complejo de apartamentos. Los tres sufrieron heridas de bala y el caso está siendo tratado como un homicidio triple.

Murió quemado vivo el soldado

La base militar se ha convulsionado ante las continuas muertes de los soldados.

Murió quemado vivo el soldado

En la escena del accidente se aprecian dos patrullas policiacas, en tanto los agentes indagan entre los hierros retorcidos del auto.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA