buscar noticiasbuscar noticias

Murciélagos caían cubiertos de nieve

Famélicos y desorientados se estrellaban en el suelo conforme las temperaturas descendían a niveles rara vez registrados en la región

Brownsville, TX.- Mientras que muchas personas en el sur de Estados Unidos ofrecieron albergue a sus vecinos que no tenían calefacción o agua durante una fuerte tormenta invernal en días recientes, Kate Rugroden les dio refugio a los conmocionados murciélagos.

Famélicos y desorientados, los murciélagos caían al suelo cubierto de nieve conforme las temperaturas descendían a niveles rara vez registrados en la región.

Murciélagos caían cubiertos de nieve

"Consumieron todas sus reservas de energía para intentar despertar y escapar del frío y el hielo", dijo Rugroden, de Arlington, Texas, una de varias especialistas en rehabilitación que cuidó de los murciélagos recogidos por residentes de la zona. "Y aún no hay muchos insectos de los que puedan alimentarse".

Los murciélagos son una de numerosas especies animales que se cree han resultado muy afectadas en el sur de Estados Unidos, una región que no está acostumbrada a fríos tan agudos y prolongados. Muchas especies migran a esa zona durante el invierno precisamente porque suele tener climas más templados.

El Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas señaló que se anticipaba el fallecimiento de especies exóticas de venados y antílopes. En toda la costa estadounidense del Golfo de México hasta Florida, los naturalistas han expresado su preocupación por el estado de salud de las mariposas monarca y de las plantas de algodoncillo que son fundamentales para su supervivencia en preparación para su migración hacia el norte.

"Los animales pueden responder a este tipo de eventos yéndose a otro lugar, pero si está muy lejos de su rango de vuelo o movimiento en general, tienen que refugiarse", dijo Perry Barboza, biólogo de vida silvestre en la Universidad de Texas A&M. "Algunos animales, como las aves pequeñas, pueden hacerlo solamente una o dos noches. La duración se convierte en la causa de muerte".

Podrían requerirse semanas, e incluso meses, para determinar la dimensión de los daños, pero ya está surgiendo evidencia anecdótica, como petirrojos muertos en los jardines y aceras.

En el Área de Manejo de Vida Silvestre Red Slough de Oklahoma se fotografió a caimanes cuyos hocicos quedaron por encima de las aguas congeladas, una táctica de supervivencia que les permite respirar mientras sus cuerpos entran en estado de hibernación para conservar energía.

En Arkansas y Luisiana se teme que hayan muerto gran cantidad de peces. 

Tortugas marinas aturdidas por las temperaturas gélidas en las costas del Golfo de México siguen siendo atendidas en distintas instalaciones. Hasta el momento se han encontrado más de 10.600 quelonios y las autoridades están contando cuántos murieron, dijo Donna Shaver, coordinadora en Texas para la Sea Turtle Stranding and Salvage Network (Red de Rescate de Tortugas Marinas Varadas).

imagen-cuerpo

Diana Foss, bióloga de Vida Silvestre Urbana de Parques y Vida Silvestre de Texas, intenta encontrar murciélagos de cola libre mexicanos supervivientes, en una pila de murciélagos muertos.

imagen-cuerpo

Las aves, los murciélagos y otros animales salvajes parecen haber recibido una paliza durante la tormenta invernal.

imagen-cuerpo

La directora de relaciones públicas y eventos de Buffalo Bayou Partnership, Trudi Smith, intenta salvar a los mamíferos.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD