Texas

Muere en prisión sacerdote asesino

Fue acusado de matar a la maestra Irene Garza, quien murió golpeada y sofocada; ella había desaparecido el 16 de abril de 1960

  • Por: Carlos Espriella
  • 15 / Febrero / 2020 -
  • COMPARTIR
Muere en prisión sacerdote asesino

John Bernard Feit fue enviado a un centro de tratamiento para sacerdotes con problemas. Aquí en vida durante uno de los juicios.

Edinburg, Tx.

El pasado miércoles murió en prisión el exsacerdote John Bernard Feit, quien cumplía una condena de cadena perpetua por el homicidio, cometido en 1960, de la maestra Irene Garza, quien entonces tenía la edad de 25 años.

La información fue confirmada por el fiscal de distrito del condado de Hidalgo, Ricardo Rodríguez, quien destacó que Feit murió por causas naturales, luego de que, debido a su avanzada edad, 87 años, padecía diversos problemas de salud.

Garza desapareció el 16 de abril de 1960. Su cuerpo fue encontrado días después. Una autopsia reveló que había sido violada mientras estaba inconsciente, golpeada y sofocada.

Feit, entonces un sacerdote de 28 años de edad, en la Iglesia Católica del Sagrado Corazón en McAllen, fue sospechado desde el principio. Le dijo a la policía que había escuchado la confesión de Garza en la rectoría de la iglesia y no en el confesionario, pero negó que la hubiera matado.

Entre las pruebas que apuntaban a Feit como sospechoso a lo largo de los años, dos sacerdotes dijeron a las autoridades que Feit les había confesado. Uno de ellos dijo que vio rasguños en una mano de Feit poco después de la desaparición de Garza. El ex sacerdote también había sido acusado de atacar a otra joven en una iglesia en un pueblo cercano, solo unas semanas antes de la muerte de Garza.

Los fiscales presentaron evidencia de que funcionarios electos y de la iglesia sospechaban de Feit pero no querían enjuiciarlo porque podría dañar la reputación de la iglesia.

JAMES PORTER

FEIT AYUDÓ A UN ABUSADOR DE NIÑOS

John Bernard Feit fue enviado a un centro de tratamiento para sacerdotes con problemas en Nuevo México, y más tarde se convirtió en un supervisor con responsabilidad en la limpieza de sacerdotes para las asignaciones de la parroquia. 

Entre los hombres que Feit ayudó a mantener en el ministerio estaba el abusador de menores James Porter, quien agredió a más de 100 víctimas antes de ser expulsado y enviado a prisión.

El acusado abandonó el sacerdocio en 1972, se casó y trabajó en la organización benéfica católica St. Vincent de Paul en Phoenix, entrenando y reclutando voluntarios y ayudando a supervisar la red de despensas de alimentos de la organización benéfica.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA