buscar noticiasbuscar noticias

Moody´s mantiene sin cambios calificación de la CFE: "Baa1" con perspectiva "Negativa"

Según la agencia con sede en Nueva York, si bien el alza de las calificaciones es poco probable en el corto plazo, la perspectiva podría volver a ser "Estable" si la calificación del gobierno de México se estabiliza

La agencia calificadora Moody´s Investors Service mantuvo sin cambios la calificación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que se ubica en "Baa1" con perspectiva "Negativa".

Roxana Muñoz, analista de la agencia, apuntó: "reconocemos que el respaldo del gobierno de México continuará, dado el marco institucional que busca beneficiar a la compañía, lo cual mitiga un potencial deterioro de las métricas crediticias, resultando en una posición relativamente más fuerte que sus pares calificados como Baa1"

Moody´s mantiene sin cambios calificación de la CFE: "Baa1" con perspectiva "Negativa"

La agencia con sede en Nueva York detalló que la perspectiva se mantiene "Negativa" y refleja la perspectiva de calificación del gobierno de México --el proveedor de apoyo--, "que genera una mejora de calificación bajo nuestro marco analítico para emisores relacionados con el gobierno". 

También refleja la incertidumbre en torno a la decisión de la compañía sobre la combinación de deuda y capital para fondear el gasto de capital creciente, lo que podría conducir a un deterioro prolongado o mayor al esperado de los indicadores crediticios.

Según Moody´s, si bien el alza de las calificaciones es poco probable en el corto plazo, la perspectiva podría volver a ser "Estable" si la calificación del gobierno de México se estabiliza. 

"La evaluación de riesgo crediticio de CFE podría tener presión al alza si el flujo de efectivo operativo antes de capital de trabajo a deuda y el de cobertura de intereses con flujo de efectivo operativo antes de capital de trabajo se mantuvieran por encima de 10.0% de manera sostenida", explicó.

Sin embargo, podría haber presión a la baja en las calificaciones si se produce una baja de la calificación soberana o si se espera una disminución del apoyo implícito del gobierno. 

Las calificaciones también podrían experimentar una baja si CFE registra un mayor apalancamiento o un deterioro de su capacidad para generar un nivel adecuado de flujos de efectivo que lleve a un deterioro de los indicadores crediticios. 

Específicamente si el indicador de flujo de efectivo operativo antes de capital de trabajo a deuda y el de cobertura de intereses con flujo de efectivo operativo antes de capital de trabajo cayeran por debajo de 5.0%. 

La CFE es la compañía de servicios públicos dominante en México y una de las más grandes de América Latina, con una capacidad de generación instalada de 59 Gigawatts (a diciembre de 2020) al incluir la capacidad de generación de productores independientes de energía. 

CFE cuenta con 110 mil 138 kilómetros de líneas de transmisión (voltaje medio y alto) y una red de distribución de más de 868 mil 876 kilómetros (bajo voltaje). En 2020, la empresa productiva del Estado generó casi 216 teravatios por hora para abastecer energía a 45.6 millones de usuarios.

/cv/


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD