Tamaulipas

Montan altar en memoria de Don Juan N. Cortina

Camarguense fue gobernador y tomó en EU 10 ciudades

  • Por: Pedro Ontiveros
  • 02 / Noviembre / 2018 -
  • COMPARTIR
Montan altar en memoria de Don Juan N. Cortina

ILUSTRE. En honor de Juan Nepomuceno Molina se instaló un altar de muertos frente al kiosco municipal.

Camargo, Tam.- Para recordar y reconocer la vida y obra de Don Juan Nepomuceno Cortina, un ilustre camarguense que con sus acciones no sólo hizo historia, sino que además se convirtió en uno de los mayores orgullos de este municipio, el Museo y el Archivo Histórico montaron en su memoria un altar de muertos.

Este altar y las ofrendas, está instalado en la plaza principal, a un costado del kiosco, en donde los ciudadanos podrán admirar esa ofrenda, además de conocer la trayectoria de este personaje que llegó a ser Gobernador de Tamaulipas, en el año de 1864.

Pero antes de convertirse en el jefe político de su Estado, Don Juan Nepomuceno, encabezó una lucha por el honor y los derechos de algunos mexicanos, a quienes los texanos que se apoderaron del territorio nacional, los despojaron de sus tierras,

El valiente camarguense, integró un grupo de valerosos vecinos que como un ejército iniciaron una lucha por sus derechos en el año de 1858, guerra que dura hasta 1861, cuando los texanos finalmente se impusieron al ser apoyados por el ejército estadounidense, al que más tarde se anexarían.

Sin embargo, durante los tres años que duró el conflicto, Don Juan Nepomuceno, tomó al menos a 10 ciudades texanas, entre ellas Brownsville y Río Grande, en donde instaló la bandera mexicana, la que estuvo ondeando mientras estuvo nuevamente en poder de sus propietarios originales, instruyó el historiador y antropólogo Víctor Sáenz Ramírez.

Esa cruenta guerra que muchos residentes fronterizos desconocen, se llamó la “Guerra de Molina”, en honor del ilustre camarguense Juan Nepomuceno Molina, quien tenía su residencia por la calle Libertad, en una antigua construcción que se localiza frente al DIF municipal.

A pesar de la guerra tan desigual, el camarguense logró importantes victorias durante los tres años que duró el conflicto.

Finalmente, ya no pudo continuar la defensa de sus bienes que ilícitamente fueron confiscados por los texanos,

Sin embargo, el amor por su pueblo, motivó a Nepomuceno Molina, a seguir luchando ahora en su país, y años más tarde se convirtió en Gobernador de Tamaulipas.

La defensa por los derechos de su territorio y su país, no terminaron, lo que motivó que el entonces gobierno estadounidense, pidiera al mexicano, retirar a Molina, de la frontera, porque lo veían como un peligro para sus intereses..

Fue entonces cuando el gobierno mexicano, ordenó el arresto de Juan Nepomuceno, quien permaneció por varios años encarcelado, hasta que lo liberó Porfirio Díaz, destacó el historiador Sáenz Ramírez,

El Gobierno de Porfirio Díaz, lo mantuvo residiendo en la capital del país, hasta que murió en el año de 1894, puntualizó el cronista de la ciudad Víctor Sáenz Ramírez.

Además de un acto de justicia, el altar de muertos que se montó en honor de don Juan Nepomuceno Molina, es también una motivación para el pueblo de Camargo, que debe conocer la vida y obra de uno de sus hombres más ilustres que son un genuino ejemplo para la región.

Montan altar en memoria de Don Juan N. Cortina

SU CASA. En este lugar, que se localiza por la calle Libertad, frente al DIF Municipal, vivió don Juan Nepomuceno Molina.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA