buscar noticiasbuscar noticias

Monreal rumbo a 2024: El presidente “me minimiza”

El senador Ricardo Monreal Ávila comenzó el año con varias batallas… y todas dentro de su partido: Morena

Monreal rumbo a 2024: El presidente “me minimiza”

En ese momento fue señalado como responsable del revés que sufrió la candidata de Morena, Dolores Padierna, en su bastión, la alcaldía Cuauhtémoc, donde fue jefa delegacional de 2014 a 2017.

“Nunca voy a tener una diferencia con él (presidente). Soy parte de su movimiento desde hace 24 años. No, mi alejamiento se debe a una intriga palaciega al haberme responsabilizado de la pérdida de las alcaldías de la Ciudad de México, lo que me parece injusto. Es otorgarme demasiado poder para poder decidir sobre nueve u ocho alcaldías en la Ciudad de México.

“Esa es la intriga que prosperó. Pero a mí me tiene tranquilo porque mi conciencia está limpia y mi conciencia está tranquila”, dice.

Como ocurre en cada sexenio, hay un hombre que mueve los hilos en el Senado, y Monreal es esa persona en el gobierno de la autoproclamada Cuarta Transformación. Él ha sido pieza clave en las negociaciones con la oposición para impulsar las reformas constitucionales prioritarias del presidente, debido a que Morena y sus aliados carecen de la mayoría calificada que se requiere.

Pese a ello, el legislador zacatecano no cuenta con el apoyo de López Obrador rumbo a la Presidencia en 2024; por el contrario: desde julio de 2021 el tabasqueño comenzó a desatapar a sus favoritos: Claudia Sheinbaum Pardo, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, Tatiana Clouthier y Rocío Nahle.

Tres veces diputado federal y senador, así como gobernador de Zacatecas, el actual coordinador de la bancada de Morena asegura que no le preocupa no ser un presidenciable en el tablero de Palacio Nacional, aunque admite que, al referirse a otros nombres, el presidente “los fortalece y los hace favoritos de la militancia”; en cambio a él, al no mencionarlo y al no tener una relación más directa, lo vulnera más frente a la militancia, lo que es una desventaja y, por lo tanto, lo ubica en condiciones de piso disparejo.

“Es obvio que estoy descartado desde el punto de vista de él. Si no descartado, al menos minimizado. No estoy preocupado, al contrario, frente a ese tipo de expresiones lo respeto; lo conozco bien y no me ofende, no me molesta, lo entiendo.

“Él tiene derecho a expresar su pensamiento sobre quién quiere que lo suceda, pero a mí me gustaría una contienda democrática, porque de lo que estoy seguro es de que él es demócrata, proviene de una lucha de muchas décadas donde fue aislado, cercado mediáticamente, perseguido y él me entiende, y creo que él sabe muy bien que mi tarea es la más complicada”, dice Monreal en entrevista desde su oficina de la Junta de Coordinación Política del Senado.

Alerta de fractura 

En el contexto de ese piso disparejo rumbo a 2024, Monreal Ávila ha venido haciendo una advertencia: la sucesión anticipada ha causado una guerra de facciones dentro del partido en el poder.

En la entrevista explica que esta lucha de grupos por la candidatura presidencial, a dos años de los comicios, es “inoportuna” e “inadecuada” porque puede llevar a la fractura del movimiento que encabeza López Obrador, en lugar de fortalecer la transformación pretendida.

“A veces son más duras las críticas y las descalificaciones (entre compañeros de partido) que con los adversarios reales, quienes se frotan las manos para que el movimiento (Morena) se fracture y ellos puedan acceder a la recomposición o a la restauración del viejo régimen.”

El senador también ha sido un crítico público del método de la encuesta para la selección de candidatos y dirigentes en Morena. El método es sugerido por el presidente López Obrador. Sin embargo, Monreal considera que ese proceso está desgastado porque no garantiza la unidad del movimiento y no satisface las exigencias de los simpatizantes y militantes.

En vez de la encuesta propone elecciones primarias, como ocurre en Estados Unidos con los candidatos republicanos y demócratas.

Pero su propuesta ha topado con pared. “Hay un debate muy aislado porque, obviamente, la voz del presidente es muy fuerte, como nunca. Aunque López Obrador decidió alejarse institucionalmente del partido, su liderazgo aún sigue siendo demasiado hegemónico. Si él dice que son encuestas, toda una corriente muy poderosa se va con esa idea, con esa indicación”, explica.

Así que, debido a la fuerza del presidente en el partido “estoy tratando de convencer a los de abajo de que se puede constituir este vehículo o eslabón para consolidar el proceso de transformación que vive el país”, añade.

En 2017 Monreal no resultó beneficiado en la encuesta de Morena para elegir al candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, nominación que Claudia Sheinbaum ganó en 2018.

–¿Participará en el proceso de elección de candidatos, aunque sea por el método de la encuesta?

–Voy a participar, a inscribirme y a luchar por que sean elecciones primarias. La encuesta es un método desgastado y desconfiable. Estoy acostumbrado a ir contracorriente. Estoy acostumbrado a los ataques y a las descalificaciones. Toda mi vida ha sido así, pero al final salgo adelante porque tengo la protección del Santo Niño de Atocha.

–¿Descarta ser el candidato de otro partido?

–Me voy a mantener en Morena, voy a luchar en Morena. Soy fundador, soy integrante de la primera asociación civil de octubre de 2011, soy militante y soy aliado del presidente de la República.

“Los partidos políticos tienen sus propios candidatos. Yo no estoy tocando esas puertas. Aquí (en el Senado) dialogo con todos porque esa es mi obligación, con todos los grupos parlamentarios, pero no he estado tocando puertas para ir a buscar una oportunidad en otros partidos, no.”



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD