buscar noticiasbuscar noticias

Mientras espera comprador, el avión presidencial da una vuelta de dos horas

La aeronave adquirida por Calderón y que operó en el sexenio de Peña Nieto realizó un vuelo de mantenimiento en el que llegó hasta Puerto Vallarta y regresó a la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO

El avión presidencial "José María Morelos y Pavón", que el expresidente Felipe Calderón compró en 2012 pero solo operó de marzo de 2016 a noviembre de 2018 con el expresidente Enrique Peña Nieto, y el cual fue puesto a la venta hace tres años, este jueves realizó un vuelo de mantenimiento, pues hasta la fecha no hay comprador.

Mientras espera comprador, el avión presidencial da una vuelta de dos horas

La aeronave Boeing 787-8s Dreamliner despegó del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) Benito Juárez a las 09:41 horas y voló durante dos horas y dos minutos a Puerto Vallarta, el Estado de México y Morelos, a la altura de Cuernavaca, pasando por donde sobrevoló unos minutos para regresar al aeropuerto capitalino, al que llegó a las 11:43 de la mañana, de acuerdo con el portal Flight Aware.

El sitio detalló que el número de registro de la aeronave es XC-MEX, el propietario es desconocido, pero lo opera la Fuerza Aérea Mexicana. Voló una distancia real de 1,554 kilómetros.

Según el Portal Diario Tamaulipas, el 14 de octubre pasado, el avión sobrevoló el Golfo de México por 2 horas con 44 minutos, pero no hay otro registro sobre ese vuelo en ese portal de rastreo de vuelos.

Cuando regresó a la capital fue resguardado en el Hangar Sexto Grupo Aéreo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), donde seguirá esperando a un comprador.

En 2016, en el sexenio de Peña Nieto, fue adquirido por 218 millones de dólares. A la fecha, vale 117 millones de dólares, alrededor de 2 mil 286 millones de pesos. De marzo de 2016 a noviembre de 2018 realizó 214 vuelos: 122 giras nacionales y 36 internacionales.

La aeronave sigue en oferta mediante la empresa Global Jet Mónaco, quien firmó el contrato ITC/2021/19079 con la United Nations Office for Project Services (UNOPS), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual se comprometió a finalizar la venta en marzo de 2022, según diversos medios nacionales y locales.

Pese a que siempre estuvo en el espacio aéreo, en redes sociales no faltó quien pusieran en duda los motivos por los que el avión salió del aeropuerto.

Incluso, hubo quien sospechó que fue a visitar a Ovidio para avisarle que la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, conocida como la DEA, de que "ya lo anda buscando".

Otros recordaron que fue un gasto innecesario hecho por Calderón que costó 9 mil millones de pesos mexicanos, así que pidió no tuitear "que el pasado es pasado".

Además de ser puesto a la venta, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se rifaría o se alquilaría para fiestas o vuelos ejecutivos. Se priorizaría lo que sucediera primero. Dijo que se lo había ofrecido a Delta Airlines y Aeroméxico para que lo usen en viajes ejecutivos o fiestas, como bodas.

"Aproveché también para ofrecerles el avión porque podrían usarlo, que lo administre Aeroméxico, si lo deciden, y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas. Hay la costumbre de que hay matrimonios y se casan en algún lugar del Caribe, bueno, pues para eso podría utilizarse el avión", señaló al referirse a una reunión celebrada con los directivos de ambas aerolíneas.

Antes, el ofrecimiento de venta fue en vano porque el avión es muy lujoso, extravagante, no es hecho en serie y por eso "cuesta trabajo venderlo", reconoció López Obrador. Luego se organizó una rifa simbólica para el 15 de septiembre de 2020, otorgando 100 premios de 20 millones de pesos.

El 3 de diciembre de 2018 se envió al avión a San Bernardino, California, para su venta, permaneciendo en un hangar privado por 19 meses, tiempo en el que se identificaron 42 clientes potenciales a nivel mundial, pero no se vendió.

Luego, lo puso en alquiler, pero no hay noticias de que alguien haya celebrado acto alguno dentro del lujoso avión. De acuerdo con el titular de la Sedena, el general Luis Cresencio Sandoval, el costo de operaciones de ese avión es de 200 millones de pesos al año.

El avión presidencial

Cuando el extinto Miguel de la Madrid fue presidente de México (1982-1988) compró un Boeing 757 y lo bautizó como "Presidente Benito Juárez", que le costó 65 millones de dólares de la época, que causó escándalo por el alto costo y debió ser vendido por el gobierno sin haberlo estrenado.

Lo volvieron a comprar por 43 millones de dólares de la época porque se les dio un precio especial por la sobreexistencia de ese tipo de aviones, luego de que el avión presidencial "Quetzalcóatl I" comenzó a fallar.

El avión "Presidente Benito Juárez" fue operado por los expresidentes Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Durante el sexenio de Calderón, específicamente el 2 de mayo de 2008, al intentar aterrizar en Newark, Nueva Jersey, Estados Unidos, el avión se desestabilizó causando una intensa turbulencia que fue controlada por el piloto, quien logró aterrizar sin problemas.

En 2012 fue adquirido el Boeing 787 Dreamliner que es muy caro, pero consume menos combustible que otras aeronaves de su tipo. El 9 de octubre de 2014 aterrizó en la que fuera la Base Aérea Militar Número 1 "Santa Lucía" para después volar a Dallas, Texas, para que concluyera su construcción. Tiene capacidad para 230 pasajeros con todo y tripulación, un baño completo, una recámara y una oficina para el presidente.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD