Empresarial

México podría enfrentar hasta 3 veces más delitos informáticos 

Informe de OEA estima que cuesta más de 113,000 mdd a América Latina

  • Por: Juan Gilberto Banda
  • 03 / Mayo / 2015 -
  • COMPARTIR
México podría enfrentar hasta 3 veces más delitos informáticos 

gilberto.banda@elmanana.com

El crimen cibernético es cada vez más audaz y agresivo en México y el mundo, y entre sus principales víctimas están las pequeñas y medianas empresas que por su precaria condición económica están prácticamente imposibilitadas para blindarse ante los constantes ataques de la delincuencia cuya arma, muchas veces mortal contra la economía de los negocios es el internet.

Y es que cada segundo, 12 personas son víctimas de un delito en la red, según el último Reporte Global de Cibercrimen Norton y estudios realizados por la Cámara Nacional de la Industria de Transformación.

Estiman que al menos 378 millones de usuarios sufrieron el año pasado, el hackeo de cuentas, robo de identidad, fraudes financieros, recepción de virus, extorsión con imágenes o peor aún, cayeron en la trampa de la pornografía infantil o trata de personas.

“El descuido o el exceso de confianza nos han hecho vulnerables en la red, sin reparar que la información o contenidos ahí expuestos son casi imposibles de borrar. El internet es otro ADN”, anota Federico Alanís Peña, coordinador nacional de la Canacintra..

El costo global de estas transgresiones en 2013 fue de 113 mil millones de dólares, de los cuales 3 mil millones de dólares pertenecen a México. El costo promedio por víctima se ha elevado en un 50%, pasando de 197 a 238 dólares por persona entre 2012- 2013.

Dijo que en una reunión con el doctor Ciro Ortiz Estrada, titular de la división científica de la Comisión Nacional de la Secretaría de Seguridad Pública Federal comentó que esta administración federal pondrá énfasis en la campaña "Por un internet seguro".

Ante el 'boom' de las redes sociales se pretende fortalecer la seguridad de la información y desarrollar acciones de prevención para reducir los riesgos de los delitos informáticos en México.

Los peligros de la red en actividades recreativas, comerciales y servicios de la banca, ameritan un tratamiento especial por parte de la policía científica (una de las 6 divisiones de la Policía Federal).

Esta área especializada - inaugurada el 9 de marzo de 2012- con casi mil profesionales en técnicas de información y tecnología ha nutrido sus conocimientos en áreas científicas y policiales en Canadá, Holanda, Alemania, España y Estados Unidos.

Aunque la formación policial de este grupo de profesionales universitarios ha sido compleja y costosa, la operación de esta unidad ha permitido atender más de 20 mil servicios clave para la investigación de los delitos.

La policía científica coadyuva con el Ministerio Público a las investigaciones de los fraudes electrónicos, secuestros, pornografía infantil y ataques al daño moral de las personas. A diario monitorean entre 500 y 600 páginas en redes sociales.

En el último año colaboraron en la investigación y detención de pedófilos gracias a la acción policial en 25 operativos realizados en México. Y en el último mes, cayeron 6 personas más por el delito de pornografía infantil.

"La mejor estrategia no es tirar páginas, sino crear líneas de investigaciones sobre la causa y destino de actos delincuenciales" explicó el doctor Ortiz Estrada.

La especialización de este grupo de élite también se involucra en la prevención de ataques a estructuras estratégicas del país en colaboración con otras áreas de seguridad. No minimizan ningún riesgo cuando encuentran alertas (falsas o no) en la red sobre atentados a Pemex, CFE, vías de comunicación, etc...

El 088 es el canal de denuncias a nivel nacional. En 2014 recibieron 378 mil llamadas en el país pero solo el 5 por ciento vinculado a los delitos cibernéticos (19 mil 300). La ONU estima que del total de delitos informáticos en el mundo, solo 1 por ciento es denunciado.

Ortiz Estrada reconoce que lo importante en el uso del internet es prevenir riesgos, navegar con mayor cautela, negarse a participar en un delito y la denuncia oportuna.

En internet y otras tecnologías no se puede escatimar en la seguridad personal. No solamente se trata de almacenar o compartir información segura sino de proteger los dispositivos portátiles de los ciber delincuentes.

El estudio Global de Cibercrimen Norton (2014) aplicado a 13 mil 22 adultos entre las edades de 18 y 64, a lo largo de 24 países, reveló que el 48% no utiliza medidas de protección básicas como contraseñas de acceso; otro 57 % desconoce de la existencia de software de protección para dispositivos móviles.

En México, 55 por ciento de los delitos cibernéticos está relacionado con los virus a computadoras y el 44 por ciento a fraudes en comercio electrónico (automóviles, teléfonos celulares, computadoras y hasta supuestos sorteos).

El internet rompió paradigmas en la comunicación global pero los ataques a la seguridad de los datos son cada vez más sofisticados.

La cautela y el sentido común son las mejores protecciones en Internet por lo que más vale no correr riesgos innecesarios.

De acuerdo al estudio realizado por la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, a través de hackers hay ciberdelincuentes que se dedican al robo de información  a las empresas en tanto que las estafas informáticas han crecido hasta en un 60 por ciento.

Sabotajes a la red, accesos sin autorización, descubrimiento y revelación de secretos y falsificación de documentos son otros delitos cada vez más comunes.

Pequeñas y medianas empresas, principalmente las dedicadas a la producción  de contenidos de video, televisión, música, sonido o editoriales son las que más incidentes de seguridad presentan. En un escalón más abajo se encuentran las agencias de viajes, empresas de contenido científico o técnico que utilizan nuevas tecnologías y que están registrando numerosas  incidencias de seguridad. Las m microempresas dedicadas al comercio y a la hotelería tampoco están a salvo del ciberdelito.

¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?

El delito cibernético, anota Federico Alanís Peña, implica actividades criminales que en un primer momento los países han tratado de encuadrar en figuras típicas de carácter tradicional, tal como robos, fraudes, falsificaciones, perjuicio, estafa, sabotaje, etc... Sin embargo debe destacarse que el uso de las técnicas informáticas ha creado nuevas posibilidades del uso indebido de las computadoras, lo que ha propiciado la necesidad de ser regulado por el Derecho.

A nivel internacional no existe una definición universal propia del delito cibernético, sin embargo muchos han sido los esfuerzos de expertos que se han ocupado del tema los cuales han formulado conceptos funcionales atendiendo a realidades nacionales concretas.

Los expertos advierten que cualquier usuario de computadoras domesticas es vulnerable conforme empiezan a comprar conexiones a internet permanentes y de alta velocidad.

Sin un software especial para protegerlos, los navegantes del internet que utilizan cable módem y líneas digitales por suscripción (DSL) son una presa fácil.

De acuerdo a estudios realizados, el 50 por ciento de los delitos cibernéticos en México están relacionados con la pornografía infantil y el resto se reparte entre fraudes cibernéticos, manejo ilegal de información y pirateo de páginas de internet oficiales.

En el catálogo de Delitos cibernéticos aparecen: Terrorismo cibernético, crimen organizado, tráfico de drogas, personas, armas, etc.; secuestros, delincuencia organizada, piratería, pornografía infantil, estafas electrónicas y delitos tradicionales cometidos a través de medios electrónicos.

En este contexto hay hackers que se dedican a ejecutar ataques destructivos a información estratégica gubernamental; manipulación de datos y programas, falsificaciones informáticas, creación de virus, sabotaje informático, intrusiones, modificaciones, intercepción, copia de información no autorizada, interrupción de comunicaciones electrónicas, violaciones a los derechos de autor, SPAM y robo de identidad.

Las personas que cometen los delitos cibernéticos son aquellos que poseen ciertas características que no presentan el denominador común de los delincuentes, esto es, los sujetos activos tienen habilidades para el manejo de sistemas informáticos y generalmente por su situación laboral se encuentran en lugares estratégicos donde se maneja información de carácter sensible, o bien son hábiles en el uso de los sistemas informatizados, aún cuando en muchos de los casos no desarrollen actividades laborales que faciliten la comisión de este tipo de delitos.

Con el tiempo se ha podido comprobar que los autores de los delitos informáticos son muy diversos y que lo que los diferencia entre si es la naturaleza de los delitos cometidos. De esta forma, la persona que “ingresa” en un sistema informático, sin intenciones delictivas es muy diferente del empleado de una institución financiera que desvía fondos de las cuentas de sus clientes. 

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA