buscar noticiasbuscar noticias

Mal tiempo complica lucha contra el fuego

El destructivo siniestro Bootleg está considerado como uno de los más grandes en la historia moderna de Oregon

Vientos erráticos y bosques secos en Oregon aumentaban el lunes el riesgo para los bomberos que combatían el mayor incendio forestal de Estados Unidos, uno de las docenas de fuegos que arden en varios estados del oeste del país.

El destructivo incendio Bootleg está considerado como uno de los más grandes en la historia moderna de Oregon y se extendía más de 1.210 kilómetros cuadrados (476 millas cuadradas), una zona del tamaño de Los Ángeles. El incendio, justo al norte de la frontera con California, estaba contenido en un 25%. 

Mal tiempo complica lucha contra el fuego

Los meteorólogos esperaban un tiempo especialmente peligroso para los incendios al menos hasta el lunes, con posibilidad de rayos tanto en California como en el sur de Oregon.

"Con el material combustible muy seco, cualquier tormenta eléctrica tiene el potencial de encender nuevos fuegos", señaló en Twitter el Servicio Nacional de Meteorología en Sacramento, California.

Ya se habían emitido órdenes de evacuación para miles de personas, incluidos unos 2.000 residentes de una zona mayormente rural de lagos y zonas protegidas cerca del incendio, que ha calcinado 67 viviendas y 100 estructuras, y amenaza a muchas más.

CLIMA SECO

Unas condiciones extremadamente secas y olas de calor asociadas al cambio climático han castigado a la región y han hecho más difícil la lucha contra las llamas. El cambio climático ha hecho el Oeste de Estados Unidos mucho más cálido y seco en los últimos 30 años, y continuará haciendo el tiempo más extremo y los incendios más frecuentes y destructivos.

Los bomberos dijeron en julio que afrontaban condiciones más habituales del final del verano o el otoño.

imagen-cuerpo

| Un auto calcinado por el incendio de Tamarack en la población de Markleeville en el condado Alpine.

SEÑALAN

Equipos de empresa eléctrica provocarían el incendio

La principal compañía de electricidad de California declaró que es posible que sus equipos hayan estado involucrados en el estallido de los recientes incendios forestales.

La compañía, Pacific Gas & Electric, dijo a la Comisión de Servicios Públicos de California que sus equipos quizás fueron parte de la causa del incendio forestal Dixie que arde en la Sierra Nevada.

PG&E señaló en un reporte enviado el domingo a la Comisión de Servicios Públicos que un técnico que respondió a un cortocircuito el 13 de julio detectó fusibles fundidos en un conductor situado en lo alto de un poste, un árbol inclinado hacia el conductor y fuego en la base del árbol.

imagen-cuerpo


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD