buscar noticiasbuscar noticias

Madre e hijo comparten su vocación... vacunando

Ambos trabajan como Enfermeros de Salud Pública en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Lourdes Sandoval Vanoye con 22 años de servicio y Jorge Omar Martínez Sandoval con apenas 6 años de labor

Ambos comparten un especial y único lazo: Son madre e hijo y durante la semana que concluyó en la jornada de vacunación anti Covid en jóvenes de 18 a 29 años y rezagados, compartiendo el área de trabajo en el Auditorio Municipal.

Los dos no tuvieron descansos, y se comprometieron a efectuar el mejor de los servicios y no desmayar en la extenuante labor de vacunar un promedio de 8 a 9 mil personas diariamente.

Compartieron madre e hijo trabajando y vacunando en el Auditorio Municipal.Madre e hijo comparten su vocación... vacunando

La enfermera "Lulú" como le agrada ser llamada por sus compañeros de trabajo, expresa emocionada a EL MAÑANA el hecho de haber compartido el trabajo con su hijo, que ejerce su misma profesión en la enfermería.

´´Ha sido un extraordinario compromiso, pero me siento muy contenta, pues junto a mi hijo y mis compañeros realizamos la mejor labor a cargo de la vacunación en este módulo de vacuna- (Auditorio Municipal).

El cansancio parece olvidarlo, aunque su mirada luce cansada al igual que sus movimientos y no es para menos, después de que las sillas quedaron proscritas y pasar hasta 22 horas de pie, con apenas breves descansos entre vacuna y vacuna.

Ella como toda madre, antes de pensar en su comodidad, utilizaba sus breves descansos para animar a su hijo, traer agua o café para pasar las horas de trabajo vacunando.

Comiendo brevemente y sin ninguna distracción más que acumular jeringas usadas y algodones en las bolsas de desechos y enviar a reposo a miles de personas inmunizadas contra el Covid.

No hubo más que momentos de sonrisas y tomarse algunas fotos entre ellos para dejar constancia de que en la escritura de la historia de Reynosa frente a la Pandemia y la vacunación, ahí estuvieron juntos madre a hijo para derrotarla.

Reconocimientos ni elogios no los hubo, pero la satisfacción de haber cumplido con su deber, ese será el mayor logro conseguido y que nadie, absolutamente nadie podrá jamás cuestionar.

imagen-cuerpo

La enfermera Lourdes Sandoval se expresó orgullosa de su trabajo en la jornada de vacunación. 

imagen-cuerpo

Aplicando dosis de vacuna contra el Covid pasaron juntos los días.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD