buscar noticiasbuscar noticias

Urge un refugio para migrantes

Ante la gran saturación que existe en las casas de asistencia para migrantes en Reynosa, se requiere de mayor solidaridad

Ante la gran saturación que existe en las casas de asistencia para migrantes en Reynosa, se requiere de mayor solidaridad  para poder alimentar a los que buscan el sueño americano. 

El operativo mochila no puede aplicarse desde lo general, corresponde a mesas directivas y padres de familia decidir.Urge un refugio para migrantes

  • Principalmente al tratarse de niñas y niños que llegaron acompañando a sus padres. 

En los refugios de la ciudad y en campamentos improvisados, autoridades estiman que sean más de 10 mil personas. 

En el sitio considerado de mayor capacidad de Reynosa "Senda de Vida" existen más de 3 mil 500 personas, por lo que la cocina todo el día está activa. 

Mientras que en el refugio de Nuestra Señora de Guadalupe, se elaboran platillos para alrededor de 200 familias, además se entregan despensas para quienes afuera, pagando casas de renta.  

Por su parte, otros cientos están distribuidos en los refugios cristianos de reciente creación en las colonias Aquiles Serdán, Carmen Serdán y Ejido Las Calabazas.

"No hay comida que sea suficiente para poder alimentar a todos los migrantes que tienen hambre, aquí las personas que atendemos son en su mayoría familias, mujeres embarazadas, se requiere desde agua, carne, frijol, arroz, leche, frutas, verduras, cualquier aportación es útil", comentó María Teyo Claro, responsable en el refugio de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

Durante el almuerzo se forman largas filas por un plato de comida y un vaso de agua, por las tardes y noches el escenario se repite. 

El menú es variable y depende de los ingredientes que se tengan, todos provienen de donativos, quienes elaboran la comida, son migrantes que están a la espera de que prospere su trámite de asilo. 

Pero quienes enfrentan un panorama más complicado para alimentarse son los que pernoctan en las calles, la mayoría depende de caridad

En fin de semana es más común observar a voluntarios entregando alimentos. "Algunos tienen familia que les están mandando dinero para pagar casas de renta y alimentarse, otros usaron ahorros para comprar y vender, pero hay una gran cantidad que no tiene nada de eso, que necesita caridad, a ellos es a los que entregamos un plato, sobre todo cuando tienen niños, no es que nos sobre comida pero si tenemos la posibilidad de entregar algo invitamos a la gente de Reynosa", comentó Carmen, voluntaria.

 



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD