buscar noticiasbuscar noticias

Lo hallan muerto en su camioneta

Dudan familiares que sea un suicidio, al parecer se mata usando el cinturón de seguridad

INCÓMODO. Así fue encontrado dentro de su camioneta Van Winstar el estilista Alberto Jorge Espinoza Sánchez.Lo hallan muertoen su camioneta

Inclusive no se le aprecia ninguna huella de violencia más que el clásico verdugón en el cuello, marca que deja las cuerdas o en este caso el cinto de seguridad.

Por eso todo hace indicar que Alberto Jorge Espinoza Sánchez, de 31 años de edad, supuestamente se suicidó, utilizando el cinto de seguridad de su camioneta.

Lo que se les hace extraño es lo incómodo y el modo de que se quitara la vida.

Ya que para poder suicidarse tuvo que ponerse en la parte trasera del asiento del chofer, enredándose el cincho o cinto de seguridad en el cuello y ahorcarse.

Los hechos se  descubrieron este sábado a las nueve de la mañana en su domicilio, ubicado en la calle Rey David del fraccionamiento Villa de los Reyes, que se ubica a espaldas del fraccionamiento Valle de Casa Blanca.

Ahí frente a la casa marcada con el número 51 se suicidó el estilista en su camioneta Winstar modelo 2002.

Fue su hermana Adela Sánchez, quien lo identificara ante las autoridades a las 10 de la mañana del sábado, cuando descubrieron el cuerpo sin vida. El ahora occiso tenía las cejas delineadas y traía sus uñas pintadas.

Su padre Rufino Espinoza Galván dijo que su hijo era “gay” y no tenía problemas con nadie.

“Se llevaba muy bien con sus hermanas y a veces se ponía triste por sus gustos sexuales y creía que sus hermanos no estaban conformes con ello, pero yo le decía que todos lo queríamos y lo respetábamos y ya de rato se le pasaba”.

Los fines de semana principalmente los viernes se ponía a tomar aquí afuera de la casa y yo le decía que se metiera cuando ya era noche y me decía que nada me gustaba, ya que antes tomaba en los antros y desde hace un año que ya no salía.

“Le gustaba escuchar música y hasta que se acababa la batería de la camioneta se metía o bien hasta que se le acabara la cerveza, pero siempre estaba solo y nos hablaba por telefóno para pláticar y le decíamos: ya acuéstate, hasta que nos hacía caso y se metía”, dijo su padre.

Don Rufino señaló que la noche del viernes fue igual la situación, pero en esta ocasión no estuvo al pendiente de su hijo, ya que el sueño lo venció y hasta las nueve de la mañana en que despertó, fue a buscarlo a la camioneta y ahí lo encontró tirado en medio de los asientos delanteros y traseros.

“Yo le hablaba y  lo movía, levántate hijo, levántate, pero no despertaba.

“Salió mi esposa y entre los dos lo movíamos, hasta que vimos que traía sangre y el cinto de seguridad en el cuello”.

“Nos asustamos mucho y llamamos a los puestos de socorro, llegando Protección Civil, quien lo dictaminó ya sin vida”, dijo.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD