Noticias

Les dan el último adiós, en Sonora

Hay dolor en el seno de la familia LeBarón

  • Por: Agencia Notimex
  • 08 / Noviembre / 2019 -
  • COMPARTIR
Les dan el último  adiós, en Sonora

Ayer fueron inhumadas tres de las víctimas mortales del ataque ocurrido este lunes en la frontera entre Sonora y Chihuahua que dejó enlutada la comunidad LeBarón y Langford.

Dawna Ray Langford y sus pequeños hijos Trevor Harvey y Rogan Jay Langford, murieron durante la emboscada perpetrada por un supuesto grupo criminal que aprovechó lo agreste del terreno cercano a La Mora para atacar a tres vehículos donde viajaban tres mujeres y niños indefensos.

El ataque dejó nueve personas muertas y niños heridos que se encuentran en recuperación en un hospital de Pohenix, Arizona.

Las exequias de Dawna y los niños reunió a miembros de esta comunidad de familias mormonas que desarrollaron un servicio funerario que se prolongó desde las 10:20 de la mañana hasta pasadas las cuatro de la tarde.

Los restos fueron llevados al panteón de La Mora donde hay escasas tumbas, pues la costumbre de esta familia es colocar piedras sin lápida ni cruz a quien reposa en ese sitio.

Lo ocurrido este lunes ha dejado secuelas de miedo y preocupación no sólo entre los miembros de esta comunidad, sino en las poblaciones cercanas, la vigilancia que rodea la región es constante. En la brecha que lleva a La Mora y a San Miguelito se pueden observar patrullas haciendo rondines.

Los lugareños evitan circular por la región y se muestran cautelosos de comentar lo ocurrido. Además, advierten del peligro que representa transitar por la zona donde se cometieron los asesinatos.

OTROS A GALEANA

 Rhonita, Howard Jr, Kristal, Titus y Tiana pasan hoy su última noche en la casa de la comunidad ubicada en La Mora, pues temprano por la mañana partirán a su última morada en la colonia LeBarón de Galeana, Chihuahua.

Adrián LeBarón, padre de Rhonita y abuelo de los niños ultimados a balazos y calcinados en una brecha en los límites de Sonora y Chihuahua, se muestra tranquilo porque tanto el esposo de su hija como su consuegro, accedieron a que lleve los restos a la comunidad donde él vive.

"Me autorizaron llevármelos conmigo y estoy contento por eso", dice con resignación.

Esta noche todos están reunidos en torno de los tres féretros de madera sin pintar hechos por un carpintero de la propia comunidad. Encima hay fotos de toda la familia que muestran momentos de alegría.

Pablo Langford, el último sobreviviente de los hermanos fundadores de la comunidad mormona en La Mora, se acerca dificultosamente a los tres féretros, saca y se pone sus lentes para observar detenidamente las fotografías y objetos personales como el balón de basquetbol de Howard, el hijo mayor de Rhonita o los mamelucos blancos que llevan los nombres de los cuates.

A las siete de la mañana iniciará la caravana por la misma brecha donde murieron en un ataque que hasta el momento no se sabe quienes fueron los responsables y que ha conmocionado tanto a México como a Estados Unidos.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA