Reynosa

La recolección de chiltepín y el desencuentro de Margarita y Librada, 1891

  • Por: Martin Salinas Rivera
  • 13 / Enero / 2019 -
  • COMPARTIR
La recolección de chiltepín y el desencuentro de Margarita y Librada, 1891

Foto de una de Chiltepín o chile de monte.

Cronista Municipal de Reynosa

Desde mediados del siglo XVIII, losprimeros colonosnovohispanosque llegaron al entorno del río Bravo explotaron la baya redonda u oblonga de 3 a 6 mm de diámetro del arbusto silvestre, perenne, conocido como chiltepín. Esta planta bautizada por los botánicos como "capsicum annuum L.(variedad glabriusculum)" es conocida en el noreste mexicano también como chile piquín o chile de monte. Los grupos indígenas que habitaron desde Laredo hasta la desembocadura del río Bravo, lo llamaban en su lengua nativa, comecrudo,como "ta-u´".

En otras partes de México, esta planta es conocida como chiltepec, chiltepillo, chilpaya, chile de monte, chile parado, pájaro pequeño, amomo, pico de paloma, pico de pájaro, chile de Chiapas, ululte, totocuitlatl, chile mosquito, tlilchilli, milchili, diente de tlacuache, etc. La recolección tradicionalmente se hace en el monte entre los meses de junio a octubre. Cuando se torna el fruto de verde inmaduro al color rojo, atrae a diversas aves, que al comerlos se encargan de dispersarloa través de sus heces. Las semillas, al pasar por el tracto digestivo del ave, eliminan el efecto inhibitorio causado por diferentes compuestos que recubren la semilla. 

En el matorral tamaulipeco el chiltepín crece bajo la protección de los árboles en sitios donde se crea un microclima que favorece la sobrevivencia de las plántulas o brotes.Crece debajo de árboles tales como tepeguajes y mezquites, cuyas sombras permiten entrar cierta cantidad de sol al suelo. En el continente, la especie se encuentra diseminada desde Texas y otros estados del sur de los Estados Unidos, los estados costeros de México, Centro América, hasta Colombia; se encuentra también en las islas de las Antillas. 

Al sur de la antigua villa de Reynosa, en lo que es hoy Reynosa Díaz, se menciona el Alto de Chiltepín en los Protocolos de los Autos de la General Visita de 1767, en donde se reparten las primeras tierras a los primeros colonos de esta villa.  Este punto geográfico se encontraba seis leguas al sur de la primera villa que se estableció hace 270 años. Por generaciones este fruto ha sido altamente apreciado por los pobladores, quien lo han utilizado para sazonar el sabor de los guisos tamaulipecos y del noreste de México.

La siguiente historia se desarrolla en los primeros días de noviembre del año de 1891, cuenta sobre dos mujeres que salen hacia el sur de la villa de Reynosa con el pretexto a recolectar chiltepín, pero sus intenciones era poner en claro su situación amorosa con un tal Teodoro López.

La queja de Margarita

Era un día entrado en agua ese 3 de noviembre de 1891, cuando se presentó la Srita. Margarita Peña en la Presidencia Municipal de Reynosa, la cual era presidida por don Plutarco de la Viña. Margarita había sido golpeada y herida con arma cortante porla Sra. Librada Jiménez de López. Por lo que el Presidente consignó el caso al Juzgadodel alcalde 3º Constitucional, Albino Garcés, para que practicara la averiguación correspondiente. 

Albino, en función de Juez, dispuso practicar el correspondiente juicio verbal del ramo criminal, ordenando que se depositara en detención a la agresora Librada Jiménez de López. El Juez citó al doctor en medicina y cirugía,el ciudadano Mercedes Fernández.  Al mismo tiempo pidió la ayuda a Teodoro Gómez, quien era en forma empírica conocedor de la misma ciencia.  Estos debían hacer el examen de la esencia y gravedad de dichas heridas de la Srita. Margarita.

Los peritos observaron que Margarita tenía dos lesiones causadas con instrumento cortante, una se encontraba en la segunda coyuntura del dedo pulgar, por la parte de arriba de la mano derecha.  La segunda lesión se encontraba en la tercera coyuntura del dedo de en medio de la misma mano.  Las heridas eran de carácter leve. 

Margarita Peña era una mujer soltera de 23 años de edad, originaria de Camargo avecindada en Reynosa.  En su declaración explicó decomo a la una o dos de la tarde se encaminaba a llevar un mandado, cuandose encontró con Librada. Ésta le dijo que la acompañase y como era amiga de ella accedió sin inconveniente.  La siguió hasta que la sacóhacia el surfuera de la población, hasta que se encontraban en las inmediaciones de lalabor quetenía el Sr. Coronel D Nieves Hernández, personaje al cual lo tenemos referido en otros escritos anteriores.

Ahí se paró Librada Jiménez de López y sacó un cuchillo pequeño; lereclamó a Margarita diciéndole que porquedecían quetenía ella relaciones ilícitas con su esposo Teodoro López. Margarita le contestó que no era cierto, que le presentara a las gentes que decían que "ella estaba en mal vivir". 

Librada le advirtió que la mujer que lo decía era Rosa la mujer del Sargento Peña. Margarita pedía que fueran con la mujer para poner en claro laverdad. En ese momento Librada le cogió un mechón de cabello de la frente y se lo corto; metiendo ella las manos resultó con las dos heridas de los dedos. Nadie estaba presente para separarlas durante la riña; solas lo hicieron por que comenzó a llover mucho, regresándose para la villa. Margarita declaró que el cuchillo con que la agredió ya no se lo vio, pensó que probablemente lo tiró en el camino. 

La versión de Librada

Librada Jiménez de López era descrita como de 1.56 m de altura, de piel trigueña con pelo y cejas negras, ojos aguardentosos, nariz y boca regular;era casada,de 21 años de edad, originaria de la villa de Reynosa. Ella decía que no sabía el motivo de la riña con Margarita.  Ésta había ido a su casa a invitarla para que fuesen a traer chiltepín al monte: que estando fuera de la población le dijo Margarita que allí la quería ver y comenzó a injuriarla hasta que se llegaron a las manos, tirándose golpes con piedras. 

Como a las dos de la tarde estaba con ella al sur de la población donde Margarita le había tirado una piedraque le pegó en la oreja y otra por la espalda; que ella también en ese acto le tiró piedras, cree no le dieron a la Margarita Peña. Ésta habiendo cogido un palo se puso a forcejear con ella, que quien sabe si en eso de las forcejeadas para quitarle el palo haya resultado con algunos rasguños en las manos.

Librada dijo que separóporqueestaba lloviendo mucho. La Peña la siguió maltratando, pero no quiso hacerle caso, regresándose para su casa.

El careo

El día 5 de noviembre, la quejosa fue careadacon la acusada.  Margarita sostuvo lo que había dicho sobre lo sucedido el día 3 de noviembre. Reafirmo que   Librada se le echóencima, cogiéndole un poco de pelo de su frente y con un cuchillo mediano que portaba se lo cortó; que,habiendo metido la mano, le había cortado el dedo grueso y el que sigue al índice.

La Sra. Librada reafirmaba de haber sido invitada por la quejosa fuera de la población a buscar chiltepín. Margarita le dijo que allí laquería ver y comenzó a decirle palabras injuriosas, hasta de la "Sra. su madre que esta purgada de Dios".  Enseguida le tiró unas pedradas y ella le tira también pedradas. Habiendo agarrado Margarita un palo se agarraron de él, hasta que se lo quitó. 

En el careo, Margarita Peña agregóque lo que tenía declarado ante el juzgado es la verdad, pues que Librada cuando riñeron la tumbó y le dijo "aquí te vas a chin... con todo y ma.." y que le dio unas patadas. Cuando venían de regreso a la población le dio todavíamás de dos cachetadas.  

Aunque ambas mujeres sostenían sus declaraciones, ese 5 de noviembre de 1891, Librada fue declarada formalmente presa por el delito de lesiones en base al artículo 19 de la Constitución federal por el Juez AlbinoGarcés. Nombró como su representante defensor al Sr. Valente Rodríguezante el Juzgado de esainstancia.Al final, Margarita deja al arbitrio de los tribunales el procedimiento judicial de su ex amiga Librada, quien decía la había invitado a recolectar chiltepín al monte, en las afueras de Reynosa.

La recolección de chiltepín y el desencuentro de Margarita y Librada, 1891

Mapa  de la primera villa de Reynosa y de los ranchos que existían durante la primera repartición de tierras. Incluye las primeras mediciones que hicieron  Juan Fernando Palacios y José Osorio y Llamas en 1767. En el extremo sur se encontraba el Alto Chiltepín.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA