buscar noticiasbuscar noticias

La Paz, un edén para disfrutar

Un lugar, como el paraíso

La Paz, un edén para disfrutar

LA PURA SABROSURA. En el ámbito gastronómico, La Paz cumple con las exigencias de los viajeros. La mayoría llega deseando probar los tacos de marlin, camarón o langosta que se sirven en el Bismark-Cito, lugar de tradición ubicado en el número 26 de Álvaro Obregón, frente a pleno malecón; y los hot dogs de carrito que se suelen colocar en algunas esquinas de esta misma arteria. Sin embargo, también hay que buscar los burritos del María California (Juárez 105), magnífica opción para almorzar. Y para una cena romántica: las delicias mediterráneas que se sirven en el restaurante Apostolis (Madero, 625).

SOL, ARENA, MAR E IDILIO. Cercanas a la ciudad se encuentran playas como Pichilingue, Tecolote y Balandra. Sin embargo, esta última atrae por su tranquilidad y belleza: arena blanca, bahía turquesa y una famosa y peculiar formación rocosa: el hongo de Balandra. 

ATARDECE EN EL MALECÓN. Ir y venir por el malecón es un ritual que, al caer la tarde, realizan los paceños. El desfile cotidiano resulta un agasajo: mamás que salen a ejercitarse con todo y el bebé a bordo de una carriola, deportistas corriendo o andando en bici, niños jugando o sorbiendo helados.

imagen-cuerpo

Más de la sección

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD