buscar noticiasbuscar noticias

La mayor bendición de Lila Downs: ser mamá adoptiva

Para la cantante Lila Downs ser madre no es una labor fácil, pero sí es una gran bendición que agradecerá toda su vida

Hace unos años, la oaxaqueña intentó convertirse en madre biológica apoyándose de procesos clínicos para lograrlo; sin embargo, su cuerpo rechazó los tratamientos, por lo que optó por la adopción.

 Fue así como hace una década recibió a su primogénito, Benito Dxuladi, y hace unos meses a su segunda hija, Vanessa.

La mayor bendición de Lila Downs: ser mamá adoptiva

 "Ha sido una experiencia hermosa ser madre adoptiva, es doloroso, por supuesto, pero, ¿qué no ha sido doloroso en la vida? Ha sido un reto extraordinario aprender con ellos y estar en la pandemia", afirmó Downs en conferencia de prensa.

 "Claro, ha sido también todo un reto siempre levantarte los ánimos porque hay momentos en los que hay bajones tremendos; también estar encerrados en pandemia con la familia y todas las cosas que seguramente están hablando todo el mundo con sus terapeutas. Ha sido un momento en el que todos estamos creciendo de manera psicológica y espiritual".

 A diferencia de su primogénito, el proceso para recibir a Vanessa fue más sencillo, aseguró la intérprete de "Cariñito".

 "Fue un poco diferente, ella ya tenía tres años y meses y fue más fácil en el sentido en el que ya sabíamos cuáles eran los pasos a seguir.

 "Afortunadamente, en el DIF han mejorado mucho su sistema y ahora somos muy felices", comentó.

 La celebridad lamentó que, en pleno siglo 21, aún se generen críticas tanto a los hijos como a las madres adoptivas; la artista, de 52 años, espera que con mayor educación se puedan eliminar los prejuicios que aún se mantienen en la sociedad respecto a ello.

 "Vanessa también va con etapas de rechazo y luego de aceptación hacia sí misma, el mundo, su existencia, y eso es muy interesante verlo porque eso es parte de quienes somos.

 "Siempre hay personas que rechazan mucho la idea de la adopción, hay mucho prejuicio con respecto a este tema, pero ha sido muy interesante poder leer (al respecto). He hecho entrevistas con personas que han hecho tesis y doctorados sobre el tema y es sorprendente lo poco que se ha abordado", aseguró.

 A través de la música, la originaria de Tlaxiaco pone su granito de arena para erradicar tabúes sobre diversas situaciones además de la adopción, como el rechazo a los pueblos indígenas y a la comunidad LGBTQ+.

 "Como mujer he vivido desde no poder hablar del aborto ni de cuestiones de las mujeres, hasta ahora que ya podemos 'salir del clóset' y abordar un poco más sobre estos temas", sostuvo.

 La intérprete de "Mezcalito" se presentará este 4 de julio, a las 19:30 horas, en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.

 Aprovechará para cantar el tema "La Cura", que compuso a una enfermera oaxaqueña y, en general, al cuerpo médico que mantiene la lucha contra la Covid-19, entre ellos su primo Óscar Sánchez, médico que se contagió y falleció el año pasado.

 Además, dará un adelanto de lo que será su próximo álbum, aún sin título, en el cual la ganadora del Grammy estará acompañada por el Mariachi Vargas de Tecalitlán, e incluirá una canción que la famosa dijo que espera que funja como himno para la comunidad gay.

 Entre sus próximos planes se encuentran también inaugurar un restaurante en su natal estado y publicar libros que aborden historias y cuentos para niños, así como sus anécdotas como mujer de pueblo, adelantó.

 También colaborará con el violinista Yo Yo Ma en una reversión del tema "La Sandunga".


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD