Texas

Integran alianzas por la salud comunitaria. Tiene un nuevo aliado el sur de Texas

Healthy South Texas es una iniciativa dedicada a mejorar la vida de los residentes en la región

  • Por: Edelia Hernández
  • 14 / Marzo / 2018 -
  • COMPARTIR
Integran alianzas por la salud comunitaria. Tiene un nuevo aliado el sur de Texas

ALIANZAS. Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas A&M campus McAllen acentúa presencia de atención médica en áreas desatendidas.

Edinburg, Tx. - “Los amigos se quieren y los aliados se ayudan mutuamente”, reza un dicho popular. Y cuando se trata de luchar contra los principales problemas de salud pública, como las enfermedades crónicas y las deficientes redes de atención médica, el sur de Texas tiene un nuevo aliado. 

Healthy South Texas es una iniciativa dedicada a mejorar la vida de los residentes en la región del sur de Texas, además de sentar las bases para el éxito interdisciplinario en educación e investigación para las futuras generaciones de profesionales de la salud.

“El Valle del Río Grande tiene más de 1.3 millones de ciudadanos, muchos de los cuales están desatendidos o no tienen seguro médico”, dijo Olga Gabriel, directora del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas A&M en el campus de McAllen. “Queremos tener un rol en la comunidad que además de un entorno académico, aplique programas exitosos basados en la evidencia en la comunidad a través de la investigación, el alcance y la participación de la comunidad”.

Integran alianzas por la salud comunitaria. Tiene un nuevo aliado el sur de Texas

EDUCAN. Ofrecen clases gratuitas a los pacientes y a la comunidad. 

-

NECESIDAD VS. COSTO

La necesidad de una mayor presencia de atención médica en el Bajo Valle del Río Grande es clara. Muchas familias en el área luchan contra el asma, la diabetes, la obesidad y las enfermedades infecciosas, y muchas viajan al otro lado de la frontera para obtener sus medicamentos a un precio más bajo porque no pueden comprarlos en los Estados Unidos.

Con estas dificultades de salud en el área y los 1.3 millones de estadounidenses en los cuatro condados que conforman el Valle del Río Grande (sin incluir los miles de ciudadanos mexicanos que pasan tiempo en este lado del río), mejorar la salud requiere un esfuerzo grupal.

El campus de McAllen del Centro de Ciencias de la Salud Texas &M se estableció en el año 2000, y funciona como su ubicación más meridional. El campus actualmente alberga las carreras de Licenciatura en Ciencias en Salud Pública y la Maestría en Salud Pública y tiene ramas que se extienden ampliamente a través de otras disciplinas de la salud.

“El Centro de Ciencias de la Salud entendió la necesidad de más enfermeras en el área, especialmente las que entienden la cultura aquí, y se ha expandido para incluir a la Facultad de Enfermería, lo que tendrá un impacto”, refirió Gabriel. 

-

EDUCACIÓN SOBRE DIABETES

El campus se ha convertido en algo más que un entorno académico; se ha convertido en un reflejo en “pequeño” Centro de Ciencias de la Salud, con dos de las cinco disciplinas que conforman todo el Centro de Ciencias de la Salud del Sistema Universitario de Texas A&M University: enfermería y salud pública y ocasionalmente farmacias, ubicadas en el campus, e incluso becarios que trabajan en asociación organizaciones.

El Programa de Educación sobre la Diabetes (DEP) colabora con la Clínica El Milagro que está precisamente a un costado del campus y ofrece clases gratuitas a sus pacientes y la comunidad.

“El programa DEP se basa en el mismo plan de estudios de la American Diabetes Association (ADA) que nuestra organización hermana, Coastal Bend Health Education Center, ha administrado durante los últimos 18 años o más”, dijo Gabriel. “La clínica también está colaborando con la Facultad de Odontología de Texas A&M en Dallas, como un lugar para que sus alumnos realicen su práctica”.

La enfermera de la clínica se une con el personal del campus de McAllen del Centro de Ciencias de la Salud, que incluye un dietista, un coordinador de programas y especialistas de extensión, para proporcionar las clases de DEP.

Para monitorear el progreso de los participantes, se toma información de referencia. A través de un simple piquete en el dedo, se observa su colesterol y HbA1c, así como el peso y el IMC. Esto se hace al comienzo del programa y el progreso se monitorea cada tres meses.

Sin embargo, no es realista pensar que un curso de ocho horas pueda hacer cambios sostenibles a largo plazo por sí mismo, y para eso fomentan otro programa, Texercise Select.

-

TEXERCISE SELECT

“Texercise Select es un programa basado en evidencia que refuerza lo que se enseña durante el programa de diabetes”, explicó Gabriel. “El programa se lleva a cabo durante un período de 10 semanas, y dirigido a través de un facilitador capacitado”.

Esta clase de estilo de vida discute la alimentación saludable y los participantes toman parte en actividades físicas. Establecen metas para adoptar estilos de vida más saludable. 

“Dado que las personas han realizado el programa Texercise junto con el Programa de Educación sobre la Diabetes, muchos han visto disminuir sus niveles de HbA1c y pérdida de peso”, dijo Gabriel.

La pobreza en el Valle del Río Grande también es un problema importante, ya que las ciudades del Condado de Cameron a menudo encabezan la lista de las ciudades más pobres de los Estados Unidos. Esto puede afectar la salud de una comunidad si tienen que tomar decisiones difíciles entre pagar alimentos, alojamiento o medicamentos. Afortunadamente, el Programa de Asistencia con Medicamentos puede ayudar a las personas a no tener que tomar esas decisiones difíciles.

El Programa de Asistencia con Medicamentos (MAP, por sus siglas en inglés) está diseñado para ayudar a aquellos que pueden estar luchando para pagar los medicamentos contra una enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, diabetes, enfermedades respiratorias o asma.

-

EVENTOS COMUNITARIOS Y PARTICIPACIÓN DE LA CIUDAD

En 2013, el área Brownsville-Harlingen tenía una tasa de pobreza del 36 por ciento, y McAllen-Edinburg-Mission del 34 por ciento, que era la tasa de pobreza más alta y la segunda más alta de la nación, respectivamente. Muchos de los residentes también vivían sin seguro de salud, lo que significa que se necesita una intervención comunitaria.

“Tratamos de ofrecer asistencia en todo lo que podamos, como programas de educación e intervención que ayudan a reforzar un estilo de vida saludable y ayudan a prevenir enfermedades crónicas costosas”, dijo Gabriel. “También tenemos eventos comunitarios para fomentar el compromiso y ayudar a las familias a realizar cambios saludables para prevenir problemas de salud”.

“La ciudad ha sido muy buena para nosotros desde el inicio de Texas A&M en McAllen”, notó Gabriel. “Entienden los beneficios a largo plazo que pueden tener nuestros programas”. Han dado un ejemplo que otras comunidades pueden seguir para fomentar cambios en el estilo de vida y mejorar la salud.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA