Empresarial

India, el tigre con dientes de leche

  • Por: Ángel Martínez
  • 19 / Mayo / 2019 -
  • COMPARTIR
India, el tigre con dientes de leche

Desde abril y hasta el 19 de mayo, uno de cada ocho habitantes del planeta tiene una cita con las urnas para decidir el futuro del país con el crecimiento más rápido de 2018, en torno al 7,1%. India, gracias a este acelerón, podría superar este mismo año al Reino Unido como la quinta mayor economía del mundo, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI). La fortaleza de los grandes números del gigante asiático, sin embargo, no debe llevar a conclusiones triunfalistas. Se trata de un tigre que insinúa su gran potencial, pero que aún tiene los dientes de leche. El Gobierno que surja de este maratón electoral de seis semanas tiene el reto de completar la modernización económica, además de lidiar con la herencia del ejecutivo saliente: un paro en niveles históricos y un fuerte repunte de la deuda pública.

Aunque todavía no hay datos actualizados del mercado laboral —ocultados por el Gobierno para evitar repercusiones electorales—, las cifras extraoficiales apuntan a que el desempleo podría rebasar el 6%, un nivel no visto en los últimos 50 años. Cerró 2018 con una deuda de más de un billón de euros; un 51,89% superior a la que había hace cuatro años y medio. Entonces, el país ya crecía al 7%, un dato que los expertos consideran el mínimo exigible para una nación en desarrollo con una población en rápida expansión. Durante los últimos años, la bonanza económica permitió reducir la pobreza extrema, situándola en el 13,4% de la población (el número de habitantes supera los 1.300 millones). Pero los ingresos per cápita siguen siendo muy bajos, mientras que la desigualdad aumenta y las reformas, aunque numerosas, han sido menos rotundas de lo que auguraba el Gobierno más fuerte desde 1984.

En las elecciones de 2014, la alianza encabezada por el Partido Bharatiya Janata (BJP) obtuvo la mayoría más amplia de las últimas tres décadas, avalado por el exitoso legado de su candidato, Narendra Modi, como exlíder del Gobierno regional de Gujarat. Administrado por funcionarios honestos y estimulado por familias de negocios, este próspero Estado oriental de India ya tenía numerosas fábricas y trabajos legales; a lo que Modi contribuyó eliminando trámites para nuevas empresas y modernizando las infraestructuras. Con ese crédito, el nuevo primer ministro prometió transformar el vasto subcontinente indio.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA