buscar noticiasbuscar noticias

Alzan mano por vacuna

Los trabajadores de farmacias y consultores médicos esperan ser considerados para el antídoto Covid-19

Con el arranque de la campaña de vacunación en contra del Covid-19 para empleados de maquiladoras en Reynosa desde esta semana, otros giros han alzado la mano en la lista de espera, entre ellos los que trabajan en entornos médicos y que por el momento no forman parte de líneas prioritarias.

Alzan mano por vacuna

Se trata del personal que atiende las farmacias, consultorios, clínicas dentales, dermatológicas, ginecológicas, entre otras ramas especializadas que no han dejado de trabajar en esta pandemia. 

Por ello la representación local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) ha realizado un exhorto al gobierno de Estados Unidos para que la solidaridad que mostró hacia los obreros industriales se extienda.

"Hemos hecho el llamado y las peticiones al gobierno americano para que destine un mayor número de vacunas a nuestra población fronteriza, pero siendo específicos con todos esos trabajadores y médicos que no fueron considerados prioridad, que siguen esperando fecha porque no han cumplido con las edades", mencionó Roberto Cruz Hernández, líder empresarial. 

De acuerdo a información oficial, las vacunas contra el Covid-19 que se comenzaron a aplicar hace unos días a empleados industriales de Reynosa ascienden de entrada a por lo menos tres mil unidades, bajo un esquema en el que colaboró la asociación de maquiladoras (INDEX). 

Para los líderes empresariales esta estrategia significa un avance en la prevención contra el virus. 

Por lo que Cruz Hernandez, agregó: "Ya vimos que sí es posible que nos den vacunas, porque recién comenzó con empleados de la industria maquiladora, además de los sectores médicos también hay varias ramas del comercio calificado como no esencial que pudieran agregarse". 

Hasta el momento, los sectores de la población en Reynosa que ya recibieron el antídoto completo son quienes tienen de 50 a 59 años y de 60 o más. También médicos de instituciones públicas, personal educativo y mujeres embarazadas.

Mientras que los que tienen entre 40 a 49 años se encuentran próximos a recibir la segunda dosis. 

Pero en la incertidumbre está el resto de la población de entre 18 a 39 años. Y menores de edad.

"Queremos que en el menor tiempo posible todos los ciudadanos de Reynosa tengan la vacuna, aunque esto no sea una garantía de no contagio, al menos existirá una certeza de prevención, con un panorama no tan desolador como el que tenemos", concluyó. 

imagen-cuerpo

Apelan a la solidaridad texana para otros sectores.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD