buscar noticiasbuscar noticias

INAH defiende la Plaza de Toros Santa María

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) es el que deberá analizar si emite una declaratoria para resguardar la Plaza de Toros, comentó Rosa María Reyes García, directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado

QUERÉTARO, Qro.

"Es la Plaza de Toros parte de la imagen urbana y de la historia de la ciudad, pero es una estructura del siglo 20 y no se encuentra dentro de la Zona de Monumentos, de ahí que implementar acciones para su protección está fuera de las facultades del INAH", explicó.

INAH defiende la Plaza de Toros Santa María

Agregó que cualquier expediente a favor de la plaza debe ser elaborado por el INBA, mientras que el INAH podría ayudar a elaborarlo.

Consideró necesario proteger al monumento artístico único y excepcional, pues son pocos los que existen en el mundo.

"El INAH, que tiene toda una trayectoria de defensa del patrimonio, podemos, por supuesto, sumarnos a la defensa de la conservación de este monumento, por considerarlo un monumento artístico excepcional y único en su diseño. No hay muchos de estos en el mundo, no solamente en México; y eso le da un valor artístico excepcional", dijo.

Reyes García explicó que la declaratoria no impediría un proceso de compra-venta entre particulares; además, quien la adquiera podría usarla para el destino que desee.
Plaza de Toros pagará multa por fuga de un toro de lidia

"Creo que es importante dar una campaña de información en torno a la importancia que tiene esta Plaza de Toros y sumar esfuerzos para que quien la compre le de un uso conservando su apariencia", comentó.

La directora del INAH dijo que la inconformidad social, generada por la posible venta de la plaza, puede emplearse para evitar que se derrumbe.

"A nivel social, creo que está muy bien esta alarma; habría que manifestar todas estas opiniones para generar cierta sensibilidad y hacer uso de ese monumento como está; habría que habilitarlo, usarlo, pero no derrumbarlo ni destruirlo, porque es único, artístico y forma parte de la imagen urbana de nuestra ciudad", consideró.

Descartó que la demolición del edificio pueda tomarse como una medida a favor de la protección de animales, pues la Plaza de Toros es parte de la historia de la ciudad.
"Son dos cosas distintas, una cosa es la cultura hacia la fiesta brava y otra cosa es el monumento; no podemos poner en el mismo parámetro una y otra cosa. Puedo estar en contra de la fiesta de toros o de que sacrifiquen animales, pero puedo estar a favor de que se conserve el monumento. Creo que no es una u otra cosa; no podemos pensar que como no me gustan los toros tiren la plaza", expresó la delegada del INAH.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD