buscar noticiasbuscar noticias

'Huelen a Liguilla'

Ganaron 2-1 a Santos de Soledad y continúan en la punta de la Liga Premier

Reynosa FC, venció 2-1 al Santos de Soledad y llegó a 27 puntos, para ser inalcanzable en la cima de la Liga Premier de la Segunda División. La tribuna se pintó de rojo para ver cómo su equipo terminó invicto como local en el torneo regular. El estadio presentó su mejor entrada y el  triunfo se celebró en grande pero más se festejó la noticia de que el siguiente partido en casa será de liguilla.  

Alejandro Medina, abrió el marcador con un bombazo de larga distancia en la primera parte. El paraguayo Sandino Sosa, marcó su segundo gol del torneo. La única mala noticia fue la expulsión del zaguero Miguel Garduño ya sobre la recta final del partido. 

Huelen a Liguilla

Ramón Villa Zevallos, sorprendió al jugar sin un nueve natural, sin ese eje de ataque definidor. Prefirió repetir la dupla que le había funcionado hace una semana en Guamúchil y dejó a “Dagol” en la banca.

No fue el juego más brillante de Reynosa en casa, sin embargo quedó claro que el equipo está listo para la fiesta grande.   

En los primeros 45 minutos, no hubo mucho para destacar. Solamente la educada pierna izquierda de Alejandro Medina que se atrevió de lejos y que hizo el 1-0 provocando que las gargantas se calentaran tanto que al medio tiempo ya no había cerveza en el estadio. 

Sorprendió la poca claridad que mostraba el equipo de casa ante un Santos que cerraba todos los espacios. Por eso el disparo de larga distancia se convirtió en la llave que abriría el candado que puso la visita. Medina ya había dado dos avisos, uno se fue por encima y el otro se lo atajó espectacularmente el arquero pero la tercera fue la vencida. El camiseta 13 jugó de fantasía, tiró un sombrerito y se fabricó el espacio para luego prender la pelota de aire, fue un cañonazo lo que salió de su botín zurdo y más velocidad agarró cuando cepilló la cabeza de un contrario.   

Para la segunda parte, “La Roja” comenzó a tratar mejor el balón. Sandino Sosa traía ganas pero estaba eligiendo mal la última jugada hasta que se animó a pegarle a gol. El paraguayo entró al área, levantó la cara y ahora en vez de pasarla fusiló al portero para hacer el 2-0. 



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD