buscar noticiasbuscar noticias

Guerra de EU contra drogas causa estragos entre hispanos

A Alton Lucas nunca le pasó por la cabeza dedicarse a la jardinería

Washington.- De adolescente, Lucas pensaba que el básquetbol o la música le permitirían recorrer el mundo. A fines de la década de 1980 era la mano derecha de su mejor amigo, Youtha Anthony Fowler, conocido como DJ Nabs en el ambiente hip hop.

Lucas, sin embargo, descubrió las drogas y el negocio que representaba su venta en plena "guerra contra las drogas". Adicto al crack y vendedor de drogas, enfrentaba un encarcelamiento de décadas en una época en la que el consumo de drogas y la violencia que causaban estragos en las ciudades grandes y en comunidades pobres de afroestadounidenses y latinoamericanos no eran considerados un tema de salud pública, como ocurre hoy con los opioides.

Guerra de EU contra drogas causa estragos entre hispanos

Para ser honesto, empecé con esto de la jardinería porque nadie me quería dar trabajo por haber estado en la cárcel* Alton Lucas, expresidiario

Lucas, sin embargo, descubrió las drogas y el negocio que representaba su venta en plena "guerra contra las drogas". Adicto al crack y vendedor de drogas, enfrentaba un encarcelamiento de décadas en una época en la que el consumo de drogas y la violencia que causaban estragos en las ciudades grandes y en comunidades pobres de afroestadounidenses y latinoamericanos no eran considerados un tema de salud pública, como ocurre hoy con los opioides.

De casualidad, Lucas se benefició de algo que pocos recibían en plena epidemia de crack: Tratamiento a su adicción, una excarcelación temprana y la oportunidad de empezar de nuevo.

"Para ser honesto, empecé con esto de la jardinería porque nadie me quería dar trabajo por haber estado en la cárcel", dijo Lucas. Su empresa Sunflower Landscaping recibió ayuda de Inmates to Entrepreneurs (De reo a empresario), una organización nacional sin fines de lucro que ofrece asesoría y educación a personas con antecedentes penales que quieren poner un negocio.

Lucas se vio atrapado en un sistema que fija restricciones de por vida a la mayoría de las personas que van a prisión por delitos relacionados con las drogas, sin pensar en su rehabilitación. Se les niega empleo y tienen poco acceso a educación y préstamos comerciales, a vivienda, a la tenencia de sus hijos, al voto y a poseer armas.

Es un sistema que nació cuando Lucas era un bebé prácticamente.

Hace 50 años, el gobierno de Richard Nixon le declaró la guerra a las drogas, sin demasiado éxito. Hoy, Estados Unidos enfrenta una epidemia de consumo de opioides y no está claro si hubo algún vencedor en esa batalla. De lo que no hay dudas es que hubo perdedores: Cantidades de afroestadounidenses y latinoamericanos, sus familias y sus comunidades.

CONDENAS DURÍSIMAS

Un aspecto básico de esa guerra fue la imposición de condenas a prisión durísimas. Esa política dio paso a un aumento del complejo industrial de prisiones donde fueron encerradas millones de personas, mayormente de minorías, que perdieron toda esperanza de hacer realidad el sueño americano.

Una revisión que hizo la Associated Press de datos federales y estatales indica que, entre 1975 y el 2019, la población carcelaria de Estados Unidos subió de 240.593 personas a 1,430.000 millones. El delito más grave de uno de cada cinco reos estuvo vinculado con las drogas. 

imagen-cuerpo

Alton Lucas entrega leña para la venta a una gasolinera de Raleigh, Carolina del Norte.

Recibió ayuda

Su empresa Sunflower Landscaping recibió ayuda de Inmates to Entrepreneurs (De reo a empresario), una organización nacional sin fines de lucro que ofrece asesoría y educación a personas con antecedentes penales que quieren poner un negocio.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD