Empresarial

Guerra Comercial

México debe actuar con prudencia, no con sumisión.

  • Por: Juan Gilberto Banda
  • 24 / Junio / 2018 -
  • COMPARTIR
Guerra Comercial

gilberto.banda@elmanana.com

México y sus manufacturas siguen a favor del libre comercio basado en las reglas internacionales establecidas dentro de los términos de la Organización Mundial de Comercio, por ello, se tendrá que hacer lo necesario para que se llegue a una buena negociación del TLCAN, pero no bajo esquemas amparados por la inflexibilidad de negociación, el proteccionismo y populismo que a nadie beneficia y que solo traerían retrasos a las economías participantes.

El presidente de la Canacintra Reynosa, Federico Alanís Peña precisó que las reuniones ministeriales y las técnico - comerciales para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se encuentran dentro de un estatus ahora más irregular, delicado o crítico o tenso o en vilo, debido principalmente a la falta de voluntad política de los Estados Unidos de Norteamérica, por su no flexibilización de sus propuestas presentadas en las mesas de negociación y también sin duda alguna por su decisión unilateral de imposición de impuestos a sus importaciones de acero y aluminio y otras acciones posibles más por venir como es la propuesta de imponer un impuesto a sus importaciones de autos.

Y por si fuera poco, añadió, ahora se le adiciona a esta situación las diferencias entre los EU y Canadá por las fricciones resultantes después de la reunión del G7, donde el Presidente estadounidense Donald Trump retira tajantemente su apoyo al comunicado oficial de este grupo de potencias, acto que afecta de alguna manera a las negociaciones de modernización del TLCAN; ya que Canadá es uno de los miembros junto a México.

Los Estados Unidos están actuando amparados por condiciones de proteccionismo y bajo el escudo de "por la Seguridad Nacional de los EU" como es el caso de la aplicación desde este primero de junio del 2018 de aranceles a las importaciones de acero en un 25.0 por ciento y de 10.0 por ciento al aluminio; dando con esto por terminada la exención de pago de estos aranceles a la que estaban sujetos Canadá y México durante las negociaciones por la modernización del TLCAN.

México, ha respondido apropiadamente a esta acción norteamericana y además, tiene en cartera más productos a los que podría imponerle un impuesto; sin embargo, nuestro país no desea profundizar en una "guerra comercial" y lo que realmente espera es que los EU recapaciten y dejen de imponer el impuesto reciente al acero y al aluminio, refirió.

El dirigente de los industriales dijo que lo que sí se puede afirmar a esta altura de la situación es que existe sin duda alguna una amenaza de una "guerra comercial arancelaria" a nivel mundial impulsada por el vecino país del norte que a nadie conviene; dentro de la cual, México deberá de ser prudente, pero no sumiso y siempre a favor de lo producido y manufacturado en la región.

Y expuso: "tal parece que Estados Unidos solo quiere todo para ellos a costa de sus vecinos, además de causar un efecto inhibidor sobre las Inversiones Extranjeras Directas que llegan y desean llegar a México".

Por las acciones y resultados a la fecha, la línea Presidencial del actual dirigente de los EU está en proceso sin duda alguna; y por ello, los afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), de otras Cámaras y Asociaciones empresariales, siguen apoyando que el equipo negociador mexicano a favor de la continuidad y modernización del mismo siga estando presente en dichas negociaciones; sin embargo, cada día que pasa la posibilidad de concretar un modernizado TLCAN a corto plazo que beneficie a las tres partes se ve más alejado y con incertidumbre. Por esta razón, no se podría establecer un por ciento de probabilidades de concretarlo y todo debido a la falta de flexibilización sobre las propuestas expuestas en las mesas de negociación por parte de los EU.

Además, si los Estados Unidos deciden en algún momento salirse de este tratado – que cada día que pasa tiene más y más posibilidad de ello y que México siempre lo ha tenido en cuenta- o dividir a los países participantes mediante convenios o tratados bilaterales – opción aún latente por lo voluble del presidente de los EU-, sería una decisión muy propia de ese país con sus consecuencias reconocidas y México tendría que actuar inteligentemente como consecuencia.

Aclara que si los EU deciden abandonar el TLCAN, no es indicativo que toda relación comercial que se tenga con ese país se termine de una forma tajante, sino que las reglas dentro de las cuales se estaban trabajando bajo el amparo del Tratado tendrán que ser ajustadas a nuevas condiciones y México tendrá que actuar inteligentemente a favor de los productos y manufacturas mexicanas dentro de una Política Industrial bien definida.

Y respecto a la posibilidad o preferencia de que los EU se inclinen por un tratado bilateral en lugar del actual, en definitiva esta opción no es lo más conveniente para ninguno de los tres países firmantes, por supuesto que México y Canadá están convencidos de que lo mejor para los tres es continuar juntos por un buen Tratado que hacerlo por separado.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA