buscar noticiasbuscar noticias

Filibusterismo en Reynosa: El caso del mayor Alfred Howell Norton, 1852

Entre 1851 y 1853, los nuevos vecinos en el lado de Texas patrocinaron un movimiento para la creación de un estado conocido como la “República de la Sierra Madre

Cronista Municipal de Reynosa 

Durante la guerra entre México y los Estados Unidos de 1846 a 1848, en el territorio inmediato al río Bravo surgió un intercambio comercial lucrativo para los mercaderes de ambos lados de la naciente frontera. Esta comercialización permitió al ciudadano fronterizo a consumir productos importados de calidad a bajo costo. Al retirarse las tropas norteamericanas, el gobierno centralista en México reinstaló los antiguos aranceles impositivos, estrangulando al comercio naciente. 

Filibusterismo en Reynosa: El caso del mayor Alfred Howell Norton, 1852

La población local, que sufría de continuas depredaciones de los indígenas apaches y comanches, además de cuatreros provenientes de Texas, respondió con violencia. Entre 1851 y 1853, los nuevos vecinos en el lado de Texas patrocinaron un movimiento para la creación de un estado conocido como la “República de la Sierra Madre.” El episodio histórico es mencionado también como la “Guerra de los Mercaderes.”

En los años subsecuentes a la Intervención estadounidense en México, el 60% del presupuesto del gobierno de la República provenía de ingresos arancelarios. Para combatir el contrabando, el Ministerio de Hacienda dirigido por Manuel Payno creó el Contraresguardo de Gendarmería Fiscal, el 20 de julio de 1850. 

La frontera de Tamaulipas y Nuevo León con Texas eran patrullados por cincuenta agentes, bien pagados, dirigidos por diez tenientes y un comandante. Estos operaban en la franja de línea fronteriza apoyando paralelamente al personal de la aduana. 

El grupo militarizado recorría  todo tipo de caminos, carreteras, senderos y cruces  por donde contrabandistas pudieran introducir mercancías clandestinamente. En esos años en el área de San Lorenzo de la Mesa (el actual Nuevo Progreso), que pertenecía a la jurisdicción de Reynosa, se formó la Comisión Ambulante e Indígena, constituida principalmente por miembros de la etnia karankawa, refugiados que eran originarios de la costa central de Texas.   

El Plan de la Loba

Debido a los altos aranceles implantados desde 1845, el reclamo fronterizo no se hizo esperar ante la posición del gobierno centralista. La protesta de los habitantes se hizo a través del famoso Plan del Campo de La Loba, liderado por José María de Jesús Carvajal. 

La proclama fue presentada en una ranchería cerca del antiguo pueblo de Guerrero, Tamaulipas, en septiembre de 1851. Dentro de los 12 artículos del Plan, las demandas populares pedían el retiro del ejército federal, una reducción en los impuestos aduanales, anulación a la prohibición del intercambio comercial y sobre todo la eliminación de las grandes multas por contrabando. Demandaban también que se permitieran ciertos productos libres de aranceles. En el artículo 8º se pedía el establecimiento de la Aduana en la villa de Reynosa, comprometiendo a sus habitantes a apoyar la causa.

El pronunciamiento originalmente fue aplaudido por la población a lo largo del río Bravo, pero rápidamente se entendió que el apoyo financiero  provenía de contrabandistas, hacendados y comerciantes en ambos lados del río.  Entre los comerciantes que apoyaban la causa se encontraba el fundador de Brownsville, Charles Stillman, quien años después sería uno de los hombres más acaudalados del continente. 

El pequeño “Ejército Libertador de las Villas del Norte,” como se conoció al grupo de Carvajal, estuvo compuesto originalmente por 400 norteamericanos y 300 mexicanos.  El grupo de americanos lo conformaban filibusteros, mercenarios y “ex rangers” de Texas. El grupo donde venía el mayor  Alfred H Norton estaba formado de 70 a 80 individuos, provenientes del estado Kentucky. Estos filibusteros trataron de zarpar de la Isla Mustang, cerca de Corpus Christi, a combatir en una guerra en Cuba.

La Guerra de

los Mercaderes

El grupo de Carvajal se apoderó fácilmente de Camargo, donde se le unieron simpatizantes de Mier y Guerrero. El grupo reforzado con otros grupos de americanos, que fueron llegando a Camargo, marchó sobre Reynosa entrando sin ninguna resistencia el 6 de octubre de 1851. El alcalde de Reynosa, Manuel de la Viña, era adepto al Plan de la Loba. Ahí, el ejército adquirió municiones, provisiones, incluyendo un cañón de seis libras. Carvajal eliminó los aranceles de los productos básicos, bajo los impuestos de los bienes de lujo y publicó en la Gaceta del Estado de Texas los motivos del levantamiento.

El 20 de octubre el Ejército Libertador, que ya sumaba  más de 1,000 hombres, comenzaron las hostilidades en Matamoros en contra de los centralistas comandados por el general Francisco Ávalos; el cerco duró diez días. El 30 octubre, el ejército de Carvajal retrocedió en desbandada al enterarse de la proximidad de dos columnas: la de Victoria y Tula comandada por el general Antonio Canales y la de Monterrey por el general José López Uraga. Curiosamente en ese entonces, los hijos de Antonio Canales, José María y Servando, luchaban con el Ejército Libertador de Carvajal.

Carvajal puso sitio a las tropas centralistas del general Antonio María Jáuregui en Cerralvo, Nuevo León, entre el 24 y 27 de noviembre de 1851. Después de una batalla costosa en vidas mexicanas y norteamericanas, decide retirarse hacia Guerrero para buscar refugio del otro lado del río Bravo. Pues se acercaba desde Matamoros una columna centralista con más de 1,000 combatientes, liderada por el general José López Uraga.

El último enfrentamiento del Ejército Libertador ocurrió el 21 de febrero de 1852 a 1.5 kilómetros al norte del pueblo de Camargo. Como a las tres de la tarde se confrontaron alrededor de 250 hombres de Carvajal en contra de 500 soldados del general Antonio Canales, que se encontraban acuartelados en el pueblo. La batalla fue una emboscada cerca del río San Juan, preparada por las tropas de Canales. Los soldados voluntarios de Carvajal salieron en desbandada, terminando en ese momento el futuro de la República de la Sierra Madre. José María de Jesús Carvajal se convirtió en fugitivo, siendo perseguido por las autoridades de ambos países.

Ataque filibustero

No obstante, pese a coincidir con las aspiraciones de la población fronteriza, el movimiento de la República de la Sierra Madre generó gran desconfianza entre sus habitantes debido a la participación de mercenarios extranjeros dentro de él. En Matamoros, los simpatizantes de la causa decían que ese ejército estaba “muy agringado”. Esa desconfianza se convirtió en realidad cuando el ejército se quedó a la deriva.

El 25 de marzo de 1852, una partida de 50 filibusteros, americanos y mexicanos comandados por el mayor Alfred Howell Norton, juez de paz del Condado Davis (Starr), que eran parte del Ejército Libertador de José María de Jesús Carvajal tomó por sorpresa al pequeño pueblo de Reynosa.

El grupo cruzó el río Bravo por el pueblo llamado como La Habitación de San Luis, que se conoció después como Edinburg y actualmente como Hidalgo, Texas. La Habitación de San Luis fue la cabecera del Condado de Hidalgo, Texas.

El primer punto que atacaron fue la casa consistorial o palacio de gobierno de Reynosa adquiriendo armas y municiones que allí se guardaban. Este cuerpo de ladrones entró a las casas del acaudalado don Francisco García y del alcalde Trinidad Flores Treviño, demandando una suma de $ 2,000.00 pesos. De estos se les pagó $1,518.00 en efectivo y se les hizo firmar un documento de pago ($582.00) en favor del comerciante de Edinburg, Mr. Elías D. Smith.

Robaron casa por casa, 56 bestias, entre caballos, mulas y un buey, que eran propiedad de 22 ciudadanos reynosenses. El grupo de filibusteros cargó también con monturas y 27 armas, entre fusiles, carabinas y rifles. De la casa consistorial robaron un depósito de dinero del juzgado. Según el registro de los daños y el informe de testigos que se encuentran en la Sección de Presidencia del Archivo Histórico de Reynosa, los filibusteros lograron un botín de $6,371 pesos.

Días después al mayor Norton se le vio paseando por las calles de Brownsville donde fue arrestado, después de la queja puesta por el cónsul de México en Brownsville. Sus compañeros filibusteros Andrew J. Mason y Voltaire Roundtree serían también arrestados por los colaboradores del Marshall de los Estados Unidos. 

El General William S. Harney juntó al regimiento de la montada de la Compañía “F” del río Nueces y de la Compañía “B” del Rio Grande para arrestar a José María de Jesús Carvajal y a once de sus seguidores en el poblado de Rio Grande, Texas. Estos fueron transportados a Brownsville por el río en el barco de vapor el “Comanche.” Junto con otros cómplices serían enjuiciados ante las Cortes Federales en Texas, por violentar la Carta de Neutralidad de 1816 de los Estados Unidos. De momento la violencia disminuía en la frontera de ese aciago siglo XIX. 

imagen-cuerpo


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD