buscar noticiasbuscar noticias

Falta transparencia en las ejecuciones

Califican la falta de testigos de los medios de comunicación como ‘inexcusable’ en las muertes de los condenados a la pena máxima; es un error colosal acusa representante

Houston, TX.

Si bien los funcionarios del Departamento de Justicia Penal de Texas culpan a la falta de comunicación por evitar que los reporteros presenciaran la primera ejecución del estado en casi un año, a los expertos legales y en pena de muerte les preocupa que sea otro ejemplo de lo que ven como falta de transparencia y congruencia en la manera en cómo se aplica la pena de muerte en Estados Unidos.

Falta transparencia en las ejecuciones

Dos reporteros, incluido uno de AP, estaban programados para presenciar la ejecución de Quintin Jones el miércoles en la Penitenciaría Estatal en Huntsville. Pero no fueron escoltados a una sala de observación adyacente a la cámara de la muerte porque nunca se hizo una llamada para convocarlos.

Noticia Relacionada

Jones, condenado por el asesinato en septiembre de 1999 de su tía abuela, Berthena Bryant, fue ejecutado sin la presencia de los medios de comunicación. 

Las 570 ejecuciones anteriores llevadas a cabo desde que Texas reanudó la pena capital en 1982 tuvieron al menos un testigo en los medios de comunicación, y a menudo era un periodista de AP.

La AP tiene como objetivo cubrir todas las ejecuciones en Estados Unidos, al considerar que es uno de los procedimientos más graves llevados a cabo por los gobiernos, y lo ha hecho durante décadas porque el público tiene derecho a conocer todas las etapas del proceso de justicia penal.

EJECUCIONES CON FALLAS

 A menudo, AP es la única presencia mediática en las ejecuciones, y explica el proceso de pena de muerte estadounidense al mundo. Los testigos de los medios de comunicación responsabilizan a los funcionarios del Gobierno cuando las ejecuciones son defectuosas. 

Los reporteros también han destacado los esfuerzos de los estados para evitar que el público conozca la fuente de las drogas inyectables letales que usan.

La investigación sobre lo que llevó a la falta de comunicación en Texas, dijo el portavoz del Departamento de Justicia Criminal del estado, Jeremy Desel. Se desconoce cuánto tardará en completarse la investigación.

Desel dijo que la agencia penitenciaria no cree que se haya violado ninguna ley estatal al no tener a los medios de comunicación presenciando la ejecución.

El Código de Procedimiento Penal de Texas no menciona específicamente a los medios de comunicación en relación con presenciar una ejecución, dijo Desel.

Una parte del Código Administrativo de Texas, reglas y regulaciones que gobiernan a las agencias estatales, enumera a las personas que están autorizadas a presenciar una ejecución, incluido un grupo de medios que consta de cinco reporteros. La AP está específicamente designada como uno de los cinco reporteros del grupo. Desel dijo que el código administrativo “no menciona ni usa la palabra ‘debe’ de ninguna manera, sólo que las siguientes personas pueden estar autorizadas a testificar”.

El representante estatal Jeff Leach, republicano, dio la bienvenida a la investigación. “Fue ‘un error’ y / o una ‘falta de comunicación’, no es aceptable. Este es un error colosal e insondable y necesitamos respuestas”, dijo.

La oficina del gobernador Greg Abbott no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios.

NO ES CUALQUIER COSA

Robert Dunham, director ejecutivo del Centro de Información sobre la Pena de Muerte, dijo que si bien el código administrativo está escrito de manera que le dé al Estado cierta negación sobre si violó la ley, no permitir que los periodistas presenciaran la ejecución del miércoles fue una violación de la ley y “no se puede describir como cualquier cosa menos”.

Los errores que llevaron a lo ocurrido hablan de la capacidad de Texas y los otros 23 estados que actualmente tienen la pena de muerte para llevar a cabo ejecuciones, dijo Dunham.

“Texas tiene más experiencia en llevar a cabo ejecuciones que cualquier otra jurisdicción en el hemisferio occidental y si Texas puede cometer un error como éste, ¿qué confianza puede tener el público en lo que están haciendo otros estados?”, dijo Dunham.

Joseph Larsen, un abogado que también forma parte de la junta directiva de Freedom of Information Foundation de Texas, calificó la falta de testigos de los medios de comunicación como “inexcusable” y las ejecuciones “deben hacerse con total transparencia para mantener la integridad del proceso judicial”.

“A los funcionarios de Texas les gustaría restringir el acceso a los medios en la mayor medida posible, principalmente por razones políticas”, indicó.

DEPARTAMENTO DE JUSTICIA VIOLAN LEY AL NO TENER TESTIGOS 

Larsen también cree que el Departamento de Justicia Criminal de Texas violó la ley estatal al no tener testigos de los medios el miércoles.

Las ejecuciones alguna vez se llevaron a cabo frente a los juzgados y, a menudo, se convirtieron en espectáculos públicos, pero desde que se convirtieron en “actividades más solemnes y sombrías” dentro de los muros de la prisión, los medios de comunicación han funcionado como una forma “de garantizar la rendición de cuentas y de informar si algo sale mal”, dijo Dunham.

La ausencia de reporteros durante la ejecución del miércoles también significó que el público no pudo obtener detalles de primera mano de los medios sobre varios cambios que se han realizado en el procedimiento de ejecución.

Dunham dijo que los estados y los medios de comunicación tienen una relación incómoda cuando se trata de ejecuciones, ya que los estados necesitan que los medios de comunicación preserven la legitimidad de las ejecuciones mientras intentan también evitar la rendición de cuentas cuando las cosas van mal.

“Es un equilibrio entre legitimidad y responsabilidad”, dijo. “Los estados necesitan los medios de comunicación, pero también quieren restringirlos”.

imagen-cuerpo

Jones, condenado por el asesinato en septiembre de 1999 de su tía abuela, Berthena Bryant.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD