buscar noticiasbuscar noticias

Facebook, nueva arma contra indocumentados

Es el paso… a la deportación. Prometen contactar a los migrantes por la red social, pero no lo hacen

Brownsville, Tx.

Facebook, nueva arma contra indocumentados

Un migrante hondureño que llegó a la frontera sur de Estados Unidos fue a solicitar asilo ante las autoridades de este país. Los funcionarios le dijeron que tendría que esperar la decisión de un juez sobre su situación en México. Antes de que se marchara, rellenaron un formulario en el que notificaron su condición de indocumentado.

El agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP, en inglés) que se encargó de cumplimentar la hoja le hizo una pregunta que lo sorprendió: le pidió que confirmara si una versión abreviada de su nombre propio era el que usaba en Facebook.

El hombre, quien prefiere que se le identifique solo por su apellido, Gutiérrez, en principio no entendió por qué le solicitaban esa información. Pero contestó, y confirmó que así era. “¿Me pareció extraño, pero qué otra cosa podía hacer?”.

En su Notificación de Comparecencia (Notice to Appear, en inglés), el documento que representa el primer paso para comenzar el proceso de deportación en contra de los inmigrantes, donde se indica la primera cita ante una corte de inmigración y que debería incluir una dirección válida para que se le notifique si hay cambios de fecha, hora o lugar de la misma, lo único que se indicaba en ese campo es: Facebook

Si un migrante no se presenta en una cita ante la corte que tiene que evaluar su caso, puede enfrentarse a una orden de deportación en su ausencia. Gutiérrez dice que nunca fue contactado por las autoridades a través de sus redes sociales.

El hombre es uno de los miles de migrantes que fueron tratados por las autoridades de EEUU en el marco de “Remain in Mexico”, un programa de la administración del presidente, Donald Trump, que desde enero de este año obliga a los solicitantes de asilo a esperar fuera del país la resolución de su caso.

Abogados y activistas pertenecientes a distintos grupos de defensa de los inmigrantes denuncian que el gobierno hace cada vez más complicado para muchas de estas personas seguir adelante con el trámite de asilo. Los tiempos de espera pueden ser de meses.

Algunos letrados expertos en inmigración aseguran que conocen otros casos en los que las autoridades indicaron genéricamente Facebook como dirección válida, o ninguna dirección, para contactar con solicitantes de asilo, incluidos algunos que se encuentran bajo el marco de Remain in México, según señala Zoe Bowman, una estudiante que trabajó en la asociación Al Otro Lado, aseguró haber visto al menos cinco así.

En 2018, la Corte Suprema dictaminó que una notificación de comparecencia no era válida porque no presentaba fecha y lugar de la cita en la corte. Para estos abogados, esta conclusión significa que las notificaciones no pueden tener información lacunosa, incluido en el campo de la dirección. “Facebook no es una manera adecuada de rellenar un formulario de este tipo”, opina la experta Leydi Pérez-Davis.

Esta abogada afirma que si un inmigrante recibe una notificación incorrecta,  puede cuestionar si fue atendido legalmente en la corte. Esto le daría la oportunidad de reabrir su caso si no se presenta en su audiencia programada y se ordena una deportación en su ausencia.

Un portavoz de CBP no contestó a una pregunta sobre por qué un agente indicó Facebook como dirección válida en la notificación de Gutiérrez. Tampoco dijo si la Patrulla Fronteriza está usando las redes sociales como método de contacto con los solicitantes de asilo.

Brownsville, Tx.

El Mañana /Staff

U

n migrante hondureño que llegó a la frontera sur de Estados Unidos fue a solicitar asilo ante las autoridades de este país. Los funcionarios le dijeron que tendría que esperar la decisión de un juez sobre su situación en México. Antes de que se marchara, rellenaron un formulario en el que notificaron su condición de indocumentado.

El agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP, en inglés) que se encargó de cumplimentar la hoja le hizo una pregunta que lo sorprendió: le pidió que confirmara si una versión abreviada de su nombre propio era el que usaba en Facebook.

El hombre, quien prefiere que se le identifique solo por su apellido, Gutiérrez, en principio no entendió por qué le solicitaban esa información. Pero contestó, y confirmó que así era. “¿Me pareció extraño, pero qué otra cosa podía hacer?”.

En su Notificación de Comparecencia (Notice to Appear, en inglés), el documento que representa el primer paso para comenzar el proceso de deportación en contra de los inmigrantes, donde se indica la primera cita ante una corte de inmigración y que debería incluir una dirección válida para que se le notifique si hay cambios de fecha, hora o lugar de la misma, lo único que se indicaba en ese campo es: Facebook

Si un migrante no se presenta en una cita ante la corte que tiene que evaluar su caso, puede enfrentarse a una orden de deportación en su ausencia. Gutiérrez dice que nunca fue contactado por las autoridades a través de sus redes sociales.

El hombre es uno de los miles de migrantes que fueron tratados por las autoridades de EEUU en el marco de “Remain in Mexico”, un programa de la administración del presidente, Donald Trump, que desde enero de este año obliga a los solicitantes de asilo a esperar fuera del país la resolución de su caso.

Abogados y activistas pertenecientes a distintos grupos de defensa de los inmigrantes denuncian que el gobierno hace cada vez más complicado para muchas de estas personas seguir adelante con el trámite de asilo. Los tiempos de espera pueden ser de meses.

Algunos letrados expertos en inmigración aseguran que conocen otros casos en los que las autoridades indicaron genéricamente Facebook como dirección válida, o ninguna dirección, para contactar con solicitantes de asilo, incluidos algunos que se encuentran bajo el marco de Remain in México, según señala Zoe Bowman, una estudiante que trabajó en la asociación Al Otro Lado, aseguró haber visto al menos cinco así.

En 2018, la Corte Suprema dictaminó que una notificación de comparecencia no era válida porque no presentaba fecha y lugar de la cita en la corte. Para estos abogados, esta conclusión significa que las notificaciones no pueden tener información lacunosa, incluido en el campo de la dirección. “Facebook no es una manera adecuada de rellenar un formulario de este tipo”, opina la experta Leydi Pérez-Davis.

Esta abogada afirma que si un inmigrante recibe una notificación incorrecta,  puede cuestionar si fue atendido legalmente en la corte. Esto le daría la oportunidad de reabrir su caso si no se presenta en su audiencia programada y se ordena una deportación en su ausencia.

Un portavoz de CBP no contestó a una pregunta sobre por qué un agente indicó Facebook como dirección válida en la notificación de Gutiérrez. Tampoco dijo si la Patrulla Fronteriza está usando las redes sociales como método de contacto con los solicitantes de asilo.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD