Noticias

Exigen priistas fin al dedazo en el 2018. Insisten en modificar estatutos

Reclaman candidatos en consulta a las bases

  • Por: Reforma/El Universal
  • 16 / Julio / 2017 -
  • COMPARTIR
Exigen priistas fin al dedazo en el 2018. Insisten en modificar estatutos

REBELDES. Convocados por la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega (de pié) decenas de disidentes priistas se reunieron en un hotel para definir posturas rumbo a la Asamblea Nacional.

Ciudad de México

Congregados por la diputada con licencia, Ivonne Ortega, en lo que se denominó Encuentro Expresión Militante, unos 200 priístas manifestaron su coincidencia para que en la XXII Asamblea Nacional del PRI, a celebrarse el 12 de agosto próximo, exista una modificación de fondo sobre todo en los estatutos, en donde se especifica el método de selección de candidatos.

La exigencia es que las candidaturas se otorguen mediante consulta a las bases e incluso a la ciudadanía en general; piso parejo en cuanto a los requisitos para ser aspirante, como militantes y como simpatizante externo y sobre todo que los gobernantes priístas abanderen la ideología del organismo político, misma que se ha quedado rezagada.

De lo que se trata, expuso la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, es de devolverle rentabilidad electoral al partido, que en 5 años, dijo, ha perdido.

LAS CRITICAS

Militantes priistas arreciaron sus críticas contra de la cúpula de su partido, los gobernadores corruptos, los legisladores impuestos por dedazo y los dirigentes incapaces del tricolor.

Convocados por la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega decenas de disidentes se reunieron en un hotel para definir posturas rumbo a la Asamblea Nacional.

Aspirante a la candidatura presidencial, Ortega echó en cara que de 2012 a 2017, el PRI ha perdido 4 millones 700 mil electores, y de 20 gobernadores que tenía, le quedan 14.

Esta mengua la atribuyó a la imposición de candidatos y a la corrupción de sus funcionarios.

“Si no aplicamos cambios le vamos a entregar el poder a Andrés Manuel López Obrador”, alertó.

“Aquí el gran riesgo que existe es que Morena, un partido liderado por un autoritario, puede llegar al poder”, secundó Beatriz Pagés, quien también rechazó el dedazo.

“Punto final a que los candidatos del PRI sean el amigo, el socio, el compadre o el cómplice. Decir que somos el centro, el partido bisagra, nos ha dejado ver como el partido gelatina con un pragmatismo vulgar y oportunista”, dijo la ex secretaria de Cultura.

La posible victoria de Morena fue la sombra de la reunión, sobre llevada con palomitas, chicharrones y pepinos con chile y refrescos.

“El PRI no sólo es el grupo Atlacomulco y el grupo Hidalgo o los grupúsculos que han logrado poner al PRI al borde de una derrota histórica”, advirtió Gerardo Morales Rentería, de la Corriente Crítica, quien arremetió contra la cúpula que tiene secuestrado al partido.

José Encarnación Alfaro,  dirigente de Alianza Generacional, citó a Manlio Fabio Beltrones, quien señaló a los corruptos que usan al PRI como taxi para llegar a cargos públicos.

“Ha habido quienes, abanderados por el PRI, han llegado a cargos públicos y han sacado la esencia de su persona: corrupta, desleal”, criticó el diputado federal.

“Hay que hacer un análisis de dónde estamos partiendo. En 2012 recuperamos la Presidencia de la República, pero en 24 procesos de sucesión (de 2012 a la fecha) hemos perdido 4 millones 700 mil electores, ganamos elecciones pero perdemos rentabilidad electoral.

“Tenemos que revisar cuál es el procedimiento, cambiar el método de selección de candidatos y candidatas, escuchar a la militancia. Si no cambiamos la manera como seleccionamos a nuestros candidatos, no vamos a tener un partido competitivo, difícilmente se va a ganar”, expresó la yucateca Ortega.

Ortega manifestó, desde finales de 2016, su deseo de buscar la candidatura presidencial del PRI. Solicitó licencia como diputada para recorrer el país. 

“He manifestado mi intención de buscar la candidatura. Hoy quiero dejar esa aspiración en la puerta, porque si el partido no es rentable, entonces para qué quiero ser candidata”, expresó.

En un hotel cercano a la sede nacional del PRI, liderazgos estatales, municipales y de distintas corrientes internas del partido, estuvieron reunidos por cerca de dos horas, en donde la constante fue la necesidad de un cambio verdadero al interior.

Coincidieron en que las decisiones no pueden estar en manos de unos cuantos, que no se deben permitir más imposiciones, se debe combatir la corrupción desde adentro y voltear a mirar a la ciudadanía.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA