Empresarial

Evalúa y madura tu nuevo negocio

Desarrolla estrategias de expansión. Las claves que debes mantener para continuar en crecimiento

  • Por: Reforma
  • 26 / Mayo / 2019 -
  • COMPARTIR
Evalúa y madura tu nuevo negocio

APERTURA. Tu empresa estará en proceso de maduración cuando haya llegado un punto en el que sabes cubrir tu demanda en diferentes ciclos financieros y tienes un mercado estable.

Ciudad de México

Lo primero que debes saber sobre tu negocio es que la fase del emprendimiento es distinta a la del crecimiento, y éste, también se planea.

¿Estoy afianzado en el mercado? Tu empresa estará en proceso de maduración cuando haya llegado un punto en el que sabes cubrir tu demanda en diferentes ciclos financieros y tienes un mercado estable.

Entre los indicadores más claros para determinar la maduración de tu negocio se encuentra la estabilidad en el flujo y crecimiento, es decir, la constancia en el mantenimiento de clientes y captación de clientes potenciales, ventas y utilidades.

La fase de emprendimiento es distinta a la del crecimiento, pues en la primera, como dueño, te encargas de ejecutar la operación. Para crecer, el dueño debe delegar funciones para encargarse de desarrollar estrategias que mantengan la expansión del negocio.

Cuida a tus clientes

En este punto ya conoces a tu cliente. Aquí, la recompra será uno de los factores clave para consolidar tu base de compradores, para lo que puedes ofrecer, según el sector en el que te encuentres, la opción de servicios adicionales en torno a tu producto. 

Recuerda que en cualquier etapa de tu negocio, es mucho más barato convertir un cliente potencial que mantener uno real.

Para ello será primordial que tengas un buen nivel de servicio y post servicio. Ojo: evita caer en la complacencia con el cliente.

Si tu negocio es en línea, aunque no tienes una barrera física, tu barrera es el segmento, por lo que necesitas ver cómo evoluciona.

Crecer, ¿hacia dónde?

Identifica las características primordiales que hacen que tu negocio sea exitoso en la localidad donde lo es. Al planear tu expansión hacia otros mercados ten claro cuál es el corazón de tu negocio.

Entrar a nuevos segmentos requerirá que adaptes tu negocio, pero no deberías tener que modificar la sustancia de tu empresa porque podrías terminar con dos negocios distintos, en vez de una expansión del proyecto original.

Para crecer, hacerte de un socio local será esencial porque te ayudará a conocer el nuevo mercado al que quieres entrar, desde la parte legal, financiera y fiscal y te ayuda a comunicar tu marca en las nuevas localidades. 

Con este socio local también evaluarás la claridad de la maduración del mercado, porque puedes tener un muy buen producto, que pegó muy bien en un lugar pero cuando lo cambias a un mercado muy maduro puede costarte más entrar en él.

¿Extender las plataformas?

¿Te gustaría cambiar de plataforma? Especialistas recomiendan no canibalizar tú mismo tu mercado ni hacerte competencia entre plataformas que terminen por mermar tu propio negocio: por ejemplo, si vendes en línea a un precio e incursionas con catálogos a menor precio, dentro del mismo mercado, podrías llegar a "canibalizar" tu mercado y quemar tu marca.

Diseña una planeación de crecimiento que tenga asegurada la capacidad operativa para cubrir la oferta que tu mercado demande con respecto al capital para una mayor adquisición de inventario y a contar con el personal suficiente para producir y ofrecer el producto o servicio.

Si tu negocio es en línea y te das cuenta de que requieres un espacio físico donde tus clientes vean y conozcan tus productos, evalúa si en vez de abrir una tienda física te conviene más un showroom en el que puedas recibir a tus consumidores.

Aunque querer abarcar más mercado puede ser tu principal objetivo, considera no verte rebasado por la oferta, ya que carecer de producto o demorar en el tiempo de entrega podría llegar a dañar tu marca.

Haz cuentas y más cuentas

Cuando proyectes tu expansión calcula tu monto operativo de inversión y el costo de adquisición por cliente para que puedas sacar el monto de crecimiento en cada localidad.

El costo de operación para convertir clientes debe ser menor al de los primeros dos años.

Depende del giro del negocio, pero las métricas de productividad y finanzas de tu negocio deben cumplir metas mensuales, con seguimientos semanales, hasta que veas un crecimiento en tasas constantes.

Cuando tu negocio alcance ese punto, en el que la utilidad también será mayor, deberás decidir si reinvetirla o no. Expertos considerar que, sin importar la naturaleza del emprendimiento, siempre será decisión personal del dueño.

Fija nuevos objetivos

Cuestiónate: ¿Tengo capacidad para atender un nuevo mercado o no? Si no es así, puedes requerir financiamiento enfocado a crecer y expandirte, planes de franquicias o incluso un socio.

Para que tu negocio sea financiado por una aceleradora, la oferta del producto debe ser capitalizable a nivel nacional o global; pues estas te exigen, además, un nivel de ingresos mensuales mayor a los 5 millones de pesos. 

El sector que recibe más apoyo de las aceleradoras en este momento es el tech, debido a la creación de aplicaciones exitosas.

La mejor opción para abrir tu capital a una cartera de socios es cuando el monto que necesitas para invertir en tu negocio te hará crecer de 10% a 100%. Cuando se trata de una cantidad menor, es más recomendable solicitar un crédito bancario y mantener tu negocio entero. 

Otra alternativa, dependiendo del rubro en el que tu negocio se desempeñe, es el modelo de franquicia.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA