buscar noticiasbuscar noticias

Estremece con su voz

Deshoja Nella ‘Doce margaritas’, su nuevo álbum

NUEVA YORK.- La voz de Nella estremece desde los primeros acordes: "Hago lo que digo, digo lo que pienso", canta con su tono entre dulce y áspero y su innegable influencia andaluza. "Como la luna, ahí arribita, yo vivo feliz cantando solita". 

Un año y medio después de alzarse con el Latin Grammy al mejor artista nuevo, la cantante venezolana está de regreso con "Doce margaritas", un álbum en el que continúa explorando su mezcla de pop, jazz, ritmos de clave tropical y flamenco español, mientras aborda temas como la independencia y la desolación. Es su segundo disco de estudio después de "Voy", y el primero con Sony Music Latin. 

Estremece con su voz

Todas las canciones fueron nuevamente escritas por el músico español Javier Limón, quien a su vez produjo la mayoría. Y, como dice el tema que abre el disco, "Solita", todas las voces y coros fueron interpretados por Nella (excepto en "Volaré" con Pedro Capó), y se mantienen en su estado original, sin alteraciones.

"'Solita' marca el paso del álbum, el destino del álbum, pienso yo, con la genialidad de Julio Reyes (Copello), que fue quien produjo esta canción", dijo Nella en una entrevista reciente con The Associated Press vía Zoom sobre el primer sencillo del disco. "Musicalmente tiene unos sonidos electrónicos más modernos comparando al disco de 'Voy'... que fue tan desnudo y tan minimalista".

La canción nació durante la pandemia, cuando la cantante de 31 años, que vive sola en Nueva York, compartió con Limón sus emociones ante la rareza de no haber podido tocar o abrazar a otra persona en tanto tiempo. "Te veo como solita", le dijo él.

"Fueron momentos difíciles... pero al mismo tiempo ha sido un momento precioso", acotó sobre la oportunidad de estar únicamente consigo misma y conocerse mejor. "¡Descubrí que soy tan chévere y tan simpática! Para uno poder entregarse al mundo tiene que quererse a uno primero y también quitarse la idea de que necesita de otra persona para ser feliz. Eso era lo que quería transmitir con 'Solita'". 

"Doce margaritas" se lanzó a principios de mayo junto al video del segundo sencillo, "Ahí", una canción con matices sutiles de pop urbano y sabor a reggae que habla de trascendencia y que, según Nella, puede interpretarse de múltiples maneras.

"Yo le encuentro varios lados. Le encuentro el lado de la constancia, de las personas que no toman un no por respuesta... y al mismo tiempo es una canción de insistencia, no simplemente tal vez en una relación de amor sino que cuando dice 'ahí la voz gritada de la madre / ahí la voz que gira y da la vuelta / la voz que para'", explica cantando, "podemos pensar en todas esas veces que hemos estado en la calle luchando imparablemente por nuestros derechos, por nuestro país, por el feminismo". 

En cuanto al título del álbum, tiene que ver con la cantidad de canciones que incluye y el lugar natal de la artista: la Isla de Margarita. Nella explicó que margarita en griego significa perla y que ella y Limón — a quien conoció mientras estudiaba en el Berklee College of Music, donde él es profesor (aunque no tomó ninguna de sus clases) — siempre se refieren a sus canciones como "joyitas".

Entre esas joyas está su colaboración con Pedro Capó "Volaré", un tema romántico al que el cantautor puertorriqueño imprimió su propio sello y que se destaca por sus hermosas armonías. 

"Yo debo admitir que quedé súper impresionada con su voz, porque yo había escuchado obviamente su éxito 'Calma'... y escucharla a mi lado cero producida, simplemente garganta y la boca como un canal, con su micrófono, fue como ¡guao! Yo dije: '¡Pedro, yo no sabía esta voz que tú tenías, qué increíble!' O sea, sabía que cantaba bien, pero no TAN bien", dijo Nella

"Fue tan reconfortante y tan bonito. Y también conocerlo. Es un tipazo, bello además", agregó. "Ojalá pronto saquemos un videíto juntos y se convierta en el himno de las parejas". 

Entre los títulos del disco están también "Pa' afuera", "De vez en cuando", "Son de los sueños", "Como la marea", "Dímelo bajito", "Ya no queda na", "Otro beso", "A mí me gustaría perdonar" y "Nada", la predilecta de la artista debido a su complejidad. 

"Es una canción que estoy segura que no va a ser sencillo ni hit... pero musicalmente me parece que es la canción perfecta que le enseñaría a artistas como Juan Luis Guerra o Avishai Cohen, no sé, con los que me quisiera lucir y decirles: 'Soy músico, escucha esta canción, mira como la puedo cantar'", dijo entre risas. "Es una canción de 5 por 4, que no es un ritmo tan digerible para cualquier persona, pero al mismo tiempo está tan bien escrita que tal vez nadie se da cuenta. Esa es la magia".

De cómo una cantante margariteña adoptó un estilo más bien flamenco, recordó que "la música del oriente venezolano tiene mucha influencia de la música andaluz" y contó que, aunque creció rodeada de música venezolana, estaba enamorada de voces como Mariah Carey, Celine Dion. 

"No encontraba un género en español que me atrajera de esa forma. La música venezolana te exige en otros aspectos, en la parte rítmica, en la parte melódica tal vez, de las armonías, pero esos melismas y acrobacias vocales que hacen estas artistas no lo veía en español. Hasta que escuché el flamenco", dijo, mencionando a Concha Buika entre sus principales influencias. 

Agregó que "si has estado en un cuarto con gitanos y sacan una guitarra y empiezan a cantar, si no sientes nada estás muerto. No hay forma de no sentir eso mismo que ellos sienten que es visceral, algo que necesitan sacar de adentro. Cuando yo me sentí de esa forma, dije: 'Si yo voy a cantar, yo quiero hacerlo de esta forma. Yo quiero que la gente sienta lo que yo estoy sintiendo". 


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD