Deportes

Estados Unidos: un gris campeón ausente del Mundial 2018

El cuadro de las barras y las estrellas fue una de las grandes decepciones del futbol

  • Por: Agencia El Universal
  • 31 / Diciembre / 2017 - 09:00 p.m.
  • COMPARTIR
Estados Unidos: un gris campeón ausente del Mundial 2018

CIUDAD DE MÉXICO.- El mundo del futbol fue testigo de grandes momentos en las canchas este año: Alemania confirmó sus aspiraciones al bicampeonato mundial con su título de la Copa Confederaciones, el Madrid de Zinedine Zidane se coronó como un cuadro histórico en España, Brasil retomó la esperanza en un futbol colmado de alegría, y en México los cuadros regios demostraron las virtudes de su sólido modelo deportivo. 

Sin embargo, durante este año también fueron evidenciados los grandes fiascos de quienes se esperaba protagonismo, pero que terminaron por manifestar inconsistencia y flaqueza. El cuadro de las barras y las estrellas fue una de las grandes decepciones del futbol, al ser uno de los equipos que se perderán Mundial de Rusia 2018 a pesar de ser el vigente campeón de Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf).

Podría parecer un tanto injusto, pero las reglas mundialistas siempre han sido claras en ese sentido, y ahora se presentan dos particulares ausencias: ni el más reciente campeón de Conmebol (Chile) ni de la Concacaf acudirán a Rusia 2018. Esto sólo había sucedido en una ocasión: en el Mundial de Inglaterra 1966, cuando no acudieron Honduras ni Bolivia.

El 26 de julio Michael Bradley levantó el trofeo de la Copa Oro para el combinado de las barras y las estrellas en el Levi's Stadium, de Santa Clara, California. En aquella ocasión superaron con facilidad el grupo que compartían con Martinica y Canadá, para después vencer a Panamá en cuartos de final, a Costa Rica en Semifinales y a Jamaica en la gran final. Pero aquel trofeo en el que varios equipos jugaron con cuadros alternativos no alertó a Estados Unidos de su futura ausencia.

Los dirigidos por Bruce Arena llegaron al último partido con la posibilidad de llegar al Mundial todavía. Después de una decepcionante eliminatoria, en la cual Jürgen Klinsmann dejó el banquillo norteamericano por el pobre rendimiento del equipo, visitarían al peor combinado del Hexagonal final: Trinidad y Tobago, en la ciudad de Couva. 

Ni siquiera el aliciente de jugarse toda la eliminatoria en 90 minutos pareció motivación suficiente para buscar el triunfo a como diera lugar. Los estadounidenses no salieron a la cancha con la fiereza de quien juega su última carta rumbo al mundial y, contrario a ello, su juego fue tan pobre que favorecieron la segundo victoria de los trinitarios, quienes estaban eliminados desde hacía varias fechas atrás.

Veteranos como Tim Howard, Clint Dempsey, Jozy Altidore y DaMarcus Beasley demostraron que una de las mejores generaciones de futbolistas quedaron ya lejos, y que en la actualidad la juvenil estrella Christian Pulisic (jugador de 19 años del Borussia Dortmund) todavía no tiene las facultades para cargar al equipo y tampoco está respaldado por compañeros que estén cercanos a su nivel de juego.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA