buscar noticiasbuscar noticias

Cantan por ayudar

Ópera Metropolitana realiza concierto a beneficio de Ucrania

Emotivo recital por Ucrania.Cantan por ayudar

Vladyslav Buialskyi habló con su madre desde Berdyansk, una ciudad costera de Ucrania, y le dijo que no lo escuchara en el escenario de la Ópera Metropolitana el lunes por la noche.

Sin electricidad por la invasión rusa, no quería que su madre desperdiciara energía viéndolo por internet.

Con tres enormes banderas ucranianas de color amarillo y azul colocadas en el frente del teatro, la Met realizó un concierto a beneficio de la nación bajo ataque. El concierto comenzó con el bajo-barítono ucraniano de 23 años como solista ante la orquesta de la Met. El coro y el director musical Yannick Nézet-Séguin inauguraron el programa de 90 minutos con el himno nacional de Ucrania.

Buialsky luchó para contener las lágrimas, y posó la mano sobre su corazón.

“Fue tan emotivo y poderoso. En algunos momentos fue tan delicado y difícil no mostrar mis emociones”, dijo después. “Estoy tan agradecido con el teatro, con toda la gente que nos ayudó a hacer esto”.

Sergiy Kyslytsya, embajador de Ucrania para la Organización de las Naciones Unidas, se encontraba a nivel de platea y recibió una ovación de pie de los cerca de 3.600 asistentes que agotaron las entradas para el concierto. Los boletos de 25 dólares se vendieron en unos 10 minutos la semana pasada, y se recaudó dinero adicional por medio de donaciones online.

El concierto fue transmitido a nivel mundial por radio, incluyendo la radio pública de Ucrania.

La cantante noruega Lise Davidsen, hoy una de las principales estrellas de la ópera, interpretó una versión emotiva de “Vier letzte Lieder” (“Cuatro últimas canciones”) de Strauss. Cuando su voz brillante y potente de soprano cantó “¡oh! paz vasta y tranquila” en “Im Abendrot” (“Al atardecer”), hizo que algunas lágrimas corrieran.

El solo del corno principal Erik Ralske en “Frühling” (“Septiembre”) fue encantador y el apasionado solo del primer violinista David Chan entre el segundo y el tercer verso de “Beim Schlafengehen” (“Al ir a dormir”) será largamente recordado.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD